KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Plaza de Armas: la cuna de Lima

La Plaza de Armas, también llamada Plaza Mayor, es la cuna de Lima. Aquí es donde Francisco Pizarro fundó la ciudad de Lima en 1535, y por lo tanto es la plaza más antigua de la ciudad. La grandeza histórica se refleja en los edificios que rodean la plaza, como el Palacio de Gobierno, el Palacio Arzobispal y la Catedral.

Durante la época colonial, la Plaza de Armas se convirtió en el eje económico y cultural de Lima. A través de los siglos, ha sido escenario de numerosos celebraciones religiosas, mercados y corridas de toros. Hoy día, la plaza sigue siendo muy animada, y es un gran lugar para conocer el espíritu del Lima histórico. Cuando hace calor, la gente se reúne alrededor de la ostentosa y única fuente de bronce en el centro de la plaza para desacalorarse.

Palacio de Gobierno

El impresionante palacio presidencial se ubica a orillas del río Rímac. En el auge del imperio inca el sitio tenía fuertes connotaciones religiosas. Aquí vivía el último emperador inca de la zona. Tras la conquista española, en 1535, Francisco Pizarro mandó a construir su palacio en el mismo lugar. Varios terremotos e incendios destruyeron completamente el edificio original. Se cree que un antiguo árbol plantado por Pizarro es lo único que queda de aquella época. El palacio actual se finalizó en 1938.
Todos los días al mediodía se celebra el Cambio de Guardia. Con su uniforme azul y escarlata, los guardias son un espectáculo digno de admiración. Merece la pena una visita (gratuita), pero acuérdese de reservar con por lo menos dos días de antelación. La imponente entrada y los vestíbulos suntuosamente decorados son asombrosos. Muchos de los objetos que se encuentran en el interior nos cuentan la historia colonial de Lima.

+ Leer más

Palacio de Gobierno

¿Quién era Francisco Pizarro?

Francisco Pizarro (c. 1475-1541)era un explorador español. En 1532 logró imponerse sobre el emperador inca Atahualpa en la lucha por el país. Tres años después, en 1535, Pizarro fundó la ciudad de Lima en la Plaza de Armas. Sin embargo, no pudo saborear su victoria durante mucho tiempo: en 1541 fue asesinado por sus antiguos compañeros conquistadores. La tumba de Pizarro se encuentra en la Catedral de Lima.

La Catedral y el Palacio Arzobispal

La Catedral de Lima es uno de los edificios más conocidos de la ciudad. En 1535 Francisco Pizarro colocó la primera piedra de la primera iglesia construida en este emplazamiento, que más tarde sería destruida por un terremoto. La actual Catedral data del 1746 y tiene rasgos neoclásicos y barrocos. Durante la visita, fíjese en el techo en arco y en la tumba de Pizarro, decorada en mosaico.
Junto a la Catedral se encuentra el Palacio Arzobispal, que está espléndidamente decorado con materiales preciosos como cedro y caoba y azulejos de Sevilla. La primera planta se usa para exposiciones de arte religioso, mientras la segunda está instalada con muebles antiguos y sigue siendo utilizada por el Arzobispo de Lima para desempeñar sus funciones oficiales.

Catedral de Lima