KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Un saqueo en los templos comerciales de LA

Todos sabemos que los estadounidenses adoran ir de compras, pero realmente desconocemos el significado del verbo comprar en Estados Unidos hasta que nos adentramos en uno de los enormes centros comerciales de Los Ángeles y sus alrededores. Estos templos comerciales han sido especialmente concebidos para disfrutar de la experiencia de compras más alucinante. No hay nadie que salga con las manos vacías.

Los adictos a las compras saben perfectamente cómo llegar a uno de los muchos mega centros comerciales que hay en las principales carreteras de acceso. Cada uno de ellos es más imponente que el siguiente. Aglutinan miles de metros cuadrados de supermercados y tiendas especializadas, además de cines, teatros y hasta parques interiores. En la costa Oeste han elevado a la categoría de ciencia la quintaesencia del servicio estadounidense. Si lo desea, un asistente de compras personal llevará sus bolsas y las transportará hasta el coche.

El centro comercial: un concepto en sí mismo
El centro comercial: un concepto en sí mismo

Los Ángeles

“Los centros comerciales han elevado el servicio a la categoría de ciencia, incluso el supermercado tiene servicio de parking.”

Tiendas bonitas y tentadoras

Glendale Galleria, uno de los centros comerciales más antiguos, es muy conocido por su gran variedad de joyerías. 40 años después, el centro comercial ha sido objeto de una reforma. Glendale está muy cerca del centro (Downtown), entre Burbank y San Fernando Valley. La archiconocida cadena Bloomingdales ha abierto una de sus tiendas en este centro comercial. El servicio de parking le permite dejar su coche en un lugar seguro mientras compra.
Los amantes de la moda irán directos al centro comercial de la moda, The Americana at Brand, que está justo a la vuelta de la esquina de Glendale. Aquí encontrarán las marcas más conocidas, desde Juicy Couture hasta Urban Outfitters. Los excelentes restaurantes del centro comercial ofrecen comida japonesa, coreana, mexicana y muchas más.

Los compradores más sibaritas se sentirán como en casa en el centro comercial de cinco estrellas Westfield Century City, en la carretera que va desde Glendale hasta la costa, cerca de Santa Mónica. Marcas como Louis Vuitton, Tiffany & Co., Rolex y Apple rivalizarán por captar su atención. Ahí también hay un cine IMAX. Hasta el supermercado tiene servicio de parking.

En Citadel Outlets encontrará verdaderos chollos. El centro comercial más grande y conocido de Los Ángeles se esconde detrás de la monumental fachada de una antigua fábrica de neumáticos de los años 30, en Freeway 5. Aquí conocidas marcas estadounidenses, como American Apparel, la marca de zapatos Vince Camuto y el vendedor de diamantes Zales tienen descuentos de hasta el 70 %.

Su fachada esconde grandes chollos: Citadel

Créditos de fotos

  • Su fachada esconde grandes chollos: Citadel: Prayitno, Flickr