KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Relax en el Golden Gate Park

Con 2 museos, una variedad de jardines e interminables zonas verdes, quizás la mejor descripción del Golden Gate Park sea el patio de recreo de San Francisco. Originalmente, albergaba grandes dunas de arena, hasta que en 1871 se creó un parque que superaría en tamaño a Central Park, en Nueva York. Este oasis atrae en la actualidad a 13 millones de visitantes al año.

El ingeniero civil William Hammond Hall y el horticultor John McLaren diseñaron juntos un parque público lleno de espacios recreativos y una gran variedad de flora y fauna. Esta tarea no era nada fácil, teniendo en cuenta que se trataba de terreno yermo y se plantaron 60.000 árboles en 4 años. Con el paso de los años, el parque se amplió y se incorporaron cada vez más jardines, museos y otros edificios.

Golden Gate Park: un oasis de la naturaleza
Golden Gate Park: un oasis de la naturaleza

San Francisco

El jardín de té japonés

Té japonés tradicional

El jardín de té japonés es una parte del parque muy popular. Este jardín se creó originalmente para la California Midwinter International Exposition de 1894 e incluye varios senderos, idílicos estanques, puentes japoneses y elegantes esculturas, todo en perfecta armonía. Naturalmente, también hay una casa de té en la que el té tradicional japonés se sirve, con galleta de la fortuna.

El punto más alto del parque

El mayor lago del Golden Gate Park es Stow Lake, donde puede alquilar un barco o una embarcación a pedales y dirigirse a Strawberry Hill. La isla, ubicada en el medio del lago, y debe su nombre a las fresas salvajes que crecían aquí antes. Es también el punto más alto del parque. Entre los árboles, puede disfrutar de fantásticas vistas del parque, el Puente Golden Gate y la ciudad. A la isla se puede acceder por 2 puentes que le llevan al sendero que finaliza en lo alto de la colina. No se olvide de ver las cascadas que rompen con las rocas.

“Strawberry Hill ofrece fantásticas vistas del Puente Golden Gate”

El Molino Holandés

Tulipanes y molinos

Justo al lado de la playa, en la cara oeste del parque, hay dos construcciones espectaculares: 2 molinos de viento al estilo holandés con el paisaje verde de fondo. Dado que el terreno de esta zona seguía siendo bastante yermo, se necesitaba estos dos molinos para bombear el agua subterránea para irrigar los campos y jardines herbosos. En la actualidad, ya no se utilizan y sirven más como elementos decorativos. A los pies del North Windmill (Molino del Norte), también conocido como el Molino Holandés, se encuentra el Queen Wilhelmina Tulip Garden, en flor en marzo y abril.

Numerosas atracciones bajo un mismo techo

La auténtica acaparadora de miradas es la Academia de Ciencias de California, inaugurada en 2008 y diseñada por el renombrado arquitecto italiano Renzo Piano. La sostenibilidad fue el principal foco de atención durante la construcción del edificio, que presenta un techo vivo: un jardín completo con alrededor de 1,7 millones de plantas.
En el interior se encuentran el Morrison Planetarium, el Steinhart Aquarium, el Museo de Historia Natural Kimball y la cúpula de Rainforest of the World de 4 pisos. Merece la pena visitar la exposición del Terremoto, que simula los peores terremotos de la historia de San Francisco (en 1906 y 1989). Los visitantes pueden volver a vivir los terremotos en la Shake House: un edificio victoriano reconstruido con vistas de las famosas casas de colores (las Painted Ladies) en Alamo Square. También puede diferenciar los dos terremotos: puede que no lo encuentre divertido, pero la experiencia es sencillamente sensacional.

La azotea sostenible