KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Parque Rizal: conmemoración a un popular héroe de Filipinas

Puesto que las zonas verdes del área metropolitana de Manila escasean, el Parque Rizal se convierte en un venerado oasis tropical. Aquí vienen los lugareños a pasear juntos, hacer deporte, cantar y hacer picnics. En la época colonial, la adinerada élite venía aquí tras su visita dominical a la catedral de intramuros y desfilaban por el Jardín Chino de Luneta, nombre que en aquel entonces recibía el parque.

El parque Rizal no es sólo el pulmón de Manila; se trata además de un importante lugar histórico: aquí fue ejecutado el libertador José Rizal el 30 de diciembre de 1896, tras estar recluido en las mazmorras de Fort Santiago. Su martirio y muerte fueron la chispa que inició la Revolución Filipina, que finalmente acabó con más de 300 años de dominación española. Rizal aún se considera el héroe nacional de las Filipinas y el museo que hay en el interior del fuerte mantiene vivo su legado. El impresionante monumento de Rizal en el parque está custodiado por centinelas de uniforme.

Prados para hacer picnic y jardines ornamentales

El parque Rizal es el parque urbano más grande de Asia. Se extiende desde el Manila Ocean Park, a lo largo del muro de Intramuros de la ciudad para llegar hasta el campus de la Universidad Tecnológica de Manila. 54 hectáreas de prados de picnic, jardines ornamentales, estanques con fuentes, monumentos y lugares de paseo en los que los presidentes del país se dirigen al pueblo. El parque también cuenta con un Jardín Chino con románticos puentes que cruzan un estanque, un Jardín Japonés con mucho sabor con una gran puerta de entrada y pequeñas pagodas. Un ambicioso (y polémico) plan maestro ha proporcionado una muy necesaria mejora: el Museo Nacional se ha reabierto y los edificios en el interior del parque se han renovado. Además de un nuevo centro de visitas, también hay varios restaurantes, tiendas y hoteles boutique.

“El Parque Rizal se extiende desde el Paseo hasta el campus: 54 hectáreas de prados de picnic y jardines ornamentales”

El Parque Rizal por la noche

Escena de la muerte de Rizal en bronce

Algunos de los principales atractivos de Manila se encuentran alrededor del Parque Rizal. El Museo Nacional expone arte filipino desde el siglo XVIII hasta nuestros días, incluido el enorme cuadro Spoliarium, de Juan Luna. El Museo del Pueblo Filipino anexo aloja piezas arqueológicas y antropológicas. El Planetario le permitirá adentrarse en el firmamento estrellado y el Oceanarium le revelará los secretos del mundo subacuático. El diorama de bronce junto al monumento a José Rizal contiene los restos de este héroe nacional y muestras las dramáticas escenas finales de su vida. Los amantes del golf pueden jugar en el intrigante campo de 18 hoyos que hay al lado del muro de la ciudad.

Escena en bronce de la muerte de Rizal

Créditos de fotos

  • Escena en bronce de la muerte de Rizal: FiL0_D, Flickr