KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

El icono retro de Róterdam: el Euromast

¿El puerto, el puente de Erasmo, el carnaval de verano? No, el icono de Róterdam desde hace más de medio siglo es el Euromast. Originalmente se construyó para el festival de las flores Floriade de 1960, y más tarde duplicó su altura. El Euromast ha sido una atracción popular durante décadas y sigue siendo la torre panorámica más alta de los Países Bajos.

El nombre Euromast ha sido cuidadosamente elegido. "Euro" porque Róterdam es uno de los puertos más importantes de Europa y "mast" (mástil) porque esta palabra tiene el mismo significado en inglés, neerlandés y otros idiomas. Para estabilizar este gigante, los cimientos de la torre consisten en un gran bloque de hormigón que tiene su centro de gravedad enterrado bajo tierra. El mirador a cien metros de altura ofrece una vista panorámica de Róterdam. Y si esto no le parece lo suficientemente alto, tome el ascensor de cristal a la azotea hasta los 185 metros de altura en la Space Tower.

Icono de Róterdam: el Euromast
Icono de Róterdam: el Euromast

Desde el Euromast hasta la Space Tower

En 1960, la princesa Beatriz inauguró la primera Floriade de los Países Bajos. En el parque con parterres, estanques, pabellones y un teleférico, el Euromast de 100 metros de alto era la principal atracción. Era el edificio más alto de Róterdam en aquella época y un gran logro en ese momento. El arquitecto Huig Maaskant dedicó grandes esfuerzos a este proyecto. Los cimientos consistían en un bloque de hormigón que pesaba casi 2 millones de kilos y la estructura de vidrio y acero, en forma de nido de cuervos asimétrico, pesaba 240.000 kilos. El coloso (que ahora también alberga un restaurante) fue construido sobre el suelo y en cinco días alcanzó una altura de 100 metros.


Incluso después de la Floriade, el Euromast ha seguido siendo una importante atracción, atrayendo a medio millón de visitantes cada año. Diez años más tarde, el mástil dejó de ser el edificio más alto de Róterdam. Una segunda torre se construyó encima de la misma: la Space Tower con el Euroscoop, un ascensor de cristal que gira mientras sube hasta los 185 metros.

“Con sus 100 metros de alto, el Euromast era el edificio más alto de Róterdam en 1960. Ahora con 185 metros, la torre aún ostenta ese récord.”

1960: 100 metros de alto

Practicar rappel, cenar o una suite de cinco estrellas

"Que cambie todo excepto la vista", esta era la sugerencia que se hizo cuando el Euromast sufrió una remodelación completa a principios del nuevo milenio. El mástil volvió a abrirse en 2004 con un nuevo restaurante contemporáneo en el nido de cuervos. Allí puede disfrutar de un brunch, comida, té de media tarde o cena, todo ello con las mismas fabulosas vistas. El diseñador de interiores Jan des Bouvrie ha decorado dos lujosas suites sobre el restaurante. Desde las 22:00 y hasta las 10:00, los huéspedes del hotel tienen el mirador para ellos solos; el balcón más alto de todo Róterdam. Otra nueva incorporación es la oportunidad de practicar rappel en la torre. Es indispensable tener nervios de acero.

Los huéspedes del hotel disfrutan de unas vistas exclusivas por la noche

Créditos de fotos

  • 1960: 100 metros de alto: Lex de Herder, Rotterdamimagebank.nl
  • Los huéspedes del hotel disfrutan de unas vistas exclusivas por la noche: Marc Heeman, Rotterdamimagebank.nl