KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

La animada vida nocturna de Santiago

Se dice que los chilenos son más reservados que el resto de sudamericanos, pero eso no se aplica al ocio nocturno de Santiago: no tiene nada que envidiar a Buenos Aires o a Lima. Los chilenos disfrutan en numerosos bares y clubs de la capital chilena como si no hubiese mañana.

La noche santiaguina comienza tarde. Antes de que los locales se dirijan a un bar o a un club, quedan después de cenar para una "previa" o una prefiesta. La mayoría de los clubs abren sobre las once, se empiezan a llenar después de la 1 y cierran al amanecer. Normalmente los chilenos comen un “lomito” o “completo” (un perrito caliente o un sándwich de filete) antes de comenzar la fiesta hasta tarde en una afterparty. Cada zona de copas tiene su propio ambiente y público. A continuación le indicamos los 3 principales:

Después del atardecer, Santiago se convierte en una animada ciudad
Después del atardecer, Santiago se convierte en una animada ciudad

Santiago de Chile

La Casa en el Aire

Bohemio Bellavista

El barrio más famoso de la escena nocturna santiaguina es Bellavista, entre el río Mapocho y el Monte San Cristóbal. Bellavista, tradicionalmente considerado el barrio de la clase adinerada, está en la actualidad lleno de tiendas, cafés, galerías de arte, restaurantes, bares y clubs. La Casa en el Aire ofrece cena con velas y música en directo, y en el pequeño Club La Feria, alojado en un antiguo teatro, famosos DJ pinchan música house, techno y electro.

El tradicional Vitacura

El barrio de Vitacura, situado al nordeste, es menos moderno y elegante que Bellavista, pero también cuenta con muchos bares, restaurantes y clubs. La Previa es una gran opción para tomar cócteles o cenar, mientras que Las Urracas parece un lounge bar más sofisticado con restaurante y club. Siéntase importante en el Club Eve (quizás el club más exclusive de Santiago, con una estricta política de admisión, zona VIP y un restaurante abierto hasta las 5 de la madrugada).

“Siéntase importante en el Club Eve, el club más exclusivo de Santiago”

Club de Jazz de Santiago

La rítmica Ñuñoa

Louis Armstrong y Herbie Hancock actuaron en el Club de Jazz de Santiago, y actualmente, el local sigue acogiendo a famosos artistas. Este club de jazz, inaugurado en 1943, está ubicado en el nuevo barrio de Ñuñoa. La zona que rodea la Plaza Ñuñoa está repleta con cafés, y los aficionados al rock y a las estridentes guitarras se reúnen en auténticos bares de rock como Batuta, House Rock y Rock y Guitarras. Otro famoso bar es HBH, una cervecería que fabrica su propia cerveza cerca de la plaza.

Créditos de fotos

  • La Casa en el Aire: Leonardo Souza
  • Club de Jazz de Santiago: Eduardo Aguayo, Flickr