KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Mire y déjese ver en La Rambla

La Rambla es la calle peatonal más transitada de Barcelona, inmensamente popular entre los turistas y lugareños. La calle, de 1,2 kilómetros de longitud, está completamente cerrada al tráfico y bordeada de altos árboles. La Rambla ofrece una gran variedad de quioscos, puestos y artistas callejeros, además de ser la calle más animada y vibrante de Barcelona desde las primeras horas de la mañana hasta las últimas horas de la noche.

En sus orígenes, la Rambla era un pequeño río que fluía a las afueras de los límites de la ciudad. En el siglo XVI, se construyeron monasterios y una universidad sobre el agua. Tres siglos más tarde, la muralla de la ciudad fue derribada y más edificios surgieron a orillas del río entonces seco. Los españoles también se refieren a esta calle como Las Ramblas, porque la Rambla en realidad consta de 5 partes diferentes, denominadas, a menudo, por el nombre de edificios que se encontraban originalmente en esta calle pero que fueron derribados hace mucho.

Font de Canaletes

Al principio de La Rambla

La Rambla comienza en la Plaça de Catalunya y La Rambla de Canaletes, que recibe su nombre de la fuente de Canaletas del siglo XIX. La expresión ‘bebe agua de Canaletas’ significa que alguien es de Barcelona; la leyenda dice que quien bebe de la fuente regresará a esta ciudad. A continuación se encuentra La Rambla dels Estudis, llamada así por una universidad del siglo XVI (el Estudi General), que fue demolida en 1843. Esta área incluye varios edificios interesantes, como La Reial Acadèmia de Ciències i Arts. La academia real exhibe el primer reloj público de la ciudad.

Puesto de flores en la Rambla de les Flors

La Rambla de Sant Joseph

La Rambla de Sant Joseph lleva el nombre de un monasterio demolido, pero es conocida popularmente como La Rambla de les Flors (La Rambla de las flores). Esta parte de La Rambla termina en una pequeña plaza llamada Plaça de la Boquería, que contiene un mosaico del famoso artista barcelonés Joan Miró. La Rambla dels Caputxins, que recibe su nombre del antiguo monasterio capuchino, cuenta con varios puntos de interés: el teatro modernista catalán Gran Teatre del Liceu, y el acceso a la Plaça Reial, una plaza del siglo XIX diseñada por Antoni Gaudí. Al otro lado de La Rambla, en la calle adyacente Nou de la Rambla, se encuentra uno de los primeros edificios residenciales de Gaudí: el fabulosamente hermoso Palau Güell. Las formas parabólicas son una muestra de las últimas obras de Gaudí, como el parque Güell.

El monumento a Colón en el Port Vell

La Rambla de Santa Mónica

La última parte de la calle se llama La Rambla de Santa Mónica, a raíz de un monasterio que se transformó en un museo: el Centre d'Art Santa Mònica. Esta Rambla conduce a una rotonda, en el centro de la cual está situado el monumento a Colón, de aproximadamente 60 metros de altura. Al final de las cinco Ramblas, encontrará el Maremàgnum: un complejo de tiendas, un cine IMAX e incluso un acuario.

Desde artistas callejeros hasta tiendas de mascotas

Las Ramblas constituyen el corazón de la bulliciosa ciudad de Barcelona. Pase una maravillosa tarde o noche con una jarra de sangría en uno de los muchos patios al aire libre. Talentosos artistas callejeros exhiben su arte, ofreciendo innumerables oportunidades de fotos y una atmósfera animada. La larga calle cuenta con una amplia variedad de tiendas de souvenirs, restaurantes (tapas), hoteles, supermercados y tiendas de ropa. Tal vez más inusuales, pero también muy populares, son las tiendas de mascotas que venden aves.

Artista callejero en La Rambla de Sant Joseph

Créditos de fotos

  • Puesto de flores en la Rambla de les Flors: Retrorocketrick, Flickr
  • Artista callejero en La Rambla de Sant Joseph: Rafel Miro, Flickr