KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Observe a los bisontes en el Parque Nacional Elk Island

El Parque Nacional Elk Island se encuentra a menos de una hora de distancia en coche de Edmonton. Una tierra salvaje en la que las manadas de bisontes pastan y ciervos y alces deambulan libremente. Es el lugar perfecto para escapar de las prisas y el ajetreo urbanos. El parque ofrece muchos kilómetros de rutas de senderismo y gracias a sus más de 250 especies de pájaros es un verdadero paraíso para los aficionados a la ornitología.

El Parque Nacional Elk Island fue fundado en 1906 como reserva natural para proteger la población de alces, cada vez más mermada. En 1907, una pareja de los últimos bisontes americanos de llanura del mundo fue llevada al parque para proteger la especie. Cuatro años más tarde, el parque se incorporó a la familia de Parques Nacionales de Canadá. Ahora es una de las áreas naturales más populares de Edmonton, perfecta para pasar el día o una escapada de fin de semana.

Bisonte en la carretera

Acampada en el lago

Todos los visitantes del Parque Nacional Elk Island tienen una prioridad: ver al bisonte salvaje. Los animales pastan por todo el parque y a menudo bloquean las carreteras, lo cual puede causar algunos atascos. A pesar de que los animales parecen amistosos, es mejor mantener una distancia respetable. El parque es conocido también por sus numerosos lagos. El mayor de todos es el lago Astotin situado al norte. Existen docenas de islas en este lago; la mejor forma de explorarlas es alquilar una canoa en el parque y remar un poco. A los niños les encantará el Living Waters Boardwalk: una pasarela de más de 300 metros por encima del agua. En las agradables noches de verano, las costas del lago Astotin son el lugar favorito de los locales para preparar barbacoas. Alrededor del lago encontrará varios lugares para hacer picnic con rejilla para barbacoas, aseos y mesas que son de uso gratuito. Elk Island cuenta además con diversos terrenos de acampada. Existen campamentos con instalaciones y sin ellas, para que pueda elegir el grado de aventura que quiera.

La pasarela en el lago Astotin

Paraíso de invierno

El invierno es también un momento fantástico del año para explorar el parque. Los inviernos de Edmonton suelen estar cargados de nieve, transformando el Parque Nacional Elk Island en un paraíso del esquí campo a través. Los caminos son perfectos para pasear por el parque. El aire del parque no está contaminado por la luz de las ciudades y es increíble para ver las estrellas. Con suerte incluso puede que vea alguna aurora boreal.

Bisonte en la nieve