KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Esquiar en el paraíso de nieve sueco

Los suecos son entusiastas esquiadores y muchos campeones mundiales proceden precisamente de este país. Suecia cuenta con unas 200 regiones de esquí, desde el sur (incluso dentro de la ciudad de Estocolmo) hasta bien al norte, en el Círculo Polar. La mayor parte de las estaciones de esquí están equipadas para practicar esquí, snowboard y esquí de fondo. Hay una cosa que puede tener clara: habrá nieve, muchísima nieve.

La pasión de los suecos por el esquí significa que los destinos más populares para practicar este deporte, como Sälen y Åre, tienen todas sus plazas ocupadas con meses de antelación. Pero no se preocupe, la temporada de esquí es larga: en Laponia dura de octubre a mayo. Sin embargo, a diferencia de los Alpes, en Suecia puede combinarse el esquí con otras actividades de invierno, como caminar sobre raquetas, pescar o montar en trineo con motor o tirado por perros. Las excursiones organizadas de un día también son muy populares: es posible salir temprano por la mañana, viajar unas horas en autobús, pasar la tarde esquiando y regresar a Estocolmo por la noche. Estos son los tres mejores lugares para esquiar.

Suecia es el paraíso de los esquiadores
Suecia es el paraíso de los esquiadores

Estocolmo

Romme Alpin, la zona de esquí más grande del sur de Suecia

28 pistas de diversión invernal: Romme Alpin

Romme Alpin, en Dalarna, es la zona de esquí más grande de Suecia y está relativamente cerca de la capital. Hasta los esquiadores más atrevidos disfrutarán de estas pistas. Sus dos elevaciones cuentan con 13 remontes y 28 pistas de esquí, desde agradables pistas verdes hasta trepidantes negras. Se puede pasar el día o un fin de semana yendo desde Estocolmo. Otra opción es pasar la noche en las pistas en el Ski Lodge, en una minisuite con sauna privada. Todos los años, en marzo, la estación de esquí organiza la maratón de esquí de fondo más antigua del mundo, la Wasaloop, de 90 kilómetros.

+ Leer más

Ver en el mapa

Romme Alpin, Koppslahyttan 111, 781 98 Borlänge

La mejor zona de esquí del mundo: Åre

Si fuera por los habitantes de Åre, los Juegos Olímpicos ya se habrían celebrado aquí hace tiempo: esta estación de esquí del centro de Suecia se ha presentado 6 veces como candidata, pero aún no ha albergado la llama olímpica. Allí se han celebrado varios campeonatos del mundo y la revista de viajes británica Condé Nast Traveler eligió a Åre como la mejor estación de esquí del mundo. La zona de esquí ofrece 46 remontes y 108 pistas, incluidas 5 negras y 11 pendientes naturales. Puede pasar la noche en un hotel de diseño o incluso en un iglú. Åre es la única estación de esquí escandinava donde el ambiente apresquí dura hasta bien entrada la noche.

+ Leer más

Una estación de esquí de primera: Åre

Ver en el mapa

830 13, Åre

Riksgränsen: esquí y heliesquí fuera de pista

La estación de esquí más gélida: Riksgränsen

Situado a 200 kilómetros por encima del Círculo Polar, Riksgränsen ofrece 18 pistas acondicionadas y 15 pistas naturales. No es la estación más grande de Suecia, pero sí la más fría: las temperaturas suelen bajar hasta los – 50 ºC. Las primeras nieves caen a mediados de septiembre y no se derriten hasta junio. Durante los días más largos del año, las pistas permanecen abiertas hasta tarde para que todo el mundo pueda esquiar bajo el sol de medianoche. El viaje desde Estocolmo es muy bonito: 24 horas a bordo del tren Norrland, a través de espectaculares paisajes invernarles, que le deja en la misma puerta del Hotel Riksgränsen, el único alojamiento de la zona.

+ Leer más

Ver en el mapa

981 94, Riksgränsen

Créditos de fotos

  • Romme Alpin, la zona de esquí más grande del sur de Suecia: Marcus Linder, Flickr
  • Una estación de esquí de primera: Åre: Jakob Krantz, Flickr
  • Riksgränsen: esquí y heliesquí fuera de pista: Jörgen Nybrolin, Flickr