KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Belleza en frasco pequeño: Parque Nacional Arusha

A pesar de ser bastante más pequeño que las otras reservas naturales de la zona, el Parque Nacional Arusha encierra una multitud de cosas para ver. El motivo no es otro que su diversidad de hábitats, situados alrededor de cráteres y lagos. El monte Meru se erige en el horizonte y ofrece unas vistas increíbles. Además, hay dos aeropuertos situados muy cerca del Parque Nacional Arusha, por lo que es el más accesible de Tanzania.

Este parque tiene su propia personalidad. Aquí no hay leones, lo cual incrementa la posibilidad de ver leopardos y hienas. Además, es el único circuito de safaris de la zona norte de Tanzania en el que habitan los colobos blancos y negros. Los apasionados de las aves podrán observar diversas variedades en este lugar: se han registrado casi 400 especies de aves en el parque. En la zona que bordea los lagos Momela, de poca profundidad, habitan varias aves diferentes.

Gran diversidad

El parque, cuya superficie es de tan solo 137 km2, se divide en tres zonas de vegetación diferentes. En primer lugar, el monte Meru: los días claros, las vistas del volcán – a 4565 metros de altitud, es uno de los más altos de África ─ son realmente impresionantes. Sus verdes laderas dominan la sabana y en ellas habitan numerosos monos, leopardos y aves rapaces. La segunda zona está compuesta por los lagos Momela, donde se concentran los flamencos rosas y otras aves acuáticas. A las orillas de los lagos acuden a pastar muchas especies de antílopes, jirafas y cebras. El cráter Ngurdoto completa las tres zonas. La parte inferior de este cinturón de tres kilómetros de ancho, que sobresale en el paisaje, está 100 metros por debajo del resto del parque y se compone principalmente de bosques y marismas. Es el hábitat preferido por las manadas de búfalos y facoceros comunes. Como su paisaje es muy variado, podrá tachar de su lista en un día muchos de los animales que hay que ver.

+ Leer más

Antílopes y flamencos

Ver en el mapa

Parque Nacional Arusha

Apartado de las carreteras

Aunque está muy cerca de dos aeropuertos (Kilimanjaro y Arusha), el Parque Nacional Arusha es una de las reservas naturales de la zona que menos visitas recibe. Esto se debe principalmente a la popularidad de otros parques más grandes de la parte oriental de África. Además, en Arusha no hay leones y es muy difícil ver elefantes. Estas «taras» están más que compensadas por una serie de actividades y puntos de interés menos conocidos. Podrá elegir entre un safari a pie o en jeep, o incluso reservar un safari en canoa, único en Tanzania.

Un safari en canoa por los lagos Momela

Créditos de fotos

  • Un safari en canoa por los lagos Momela: Flickr: Roberto Maldeno