KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Espectáculo en La Franja

Casinos glamourosos, largas limosinas Hummer y cada pocos metros otro espectáculo increíble: La Franja de Las Vegas supera los límites de su imaginación y nunca dejará de sorprenderle. El boulevard en medio del desierto de Nevada tiene casi 7 kilómetros de largo y es una secuencia de superlativos.

Barcos pirata hundiéndose, volcanes en erupción y la Estatua de la Libertad levantando su antorcha: nada es demasiado extraño para la Franja de Las Vegas. Aunque la ciudad es conocida como un paraíso de los juegos de azar, los casinos apenas son la razón principal por la que las personas acuden a la Ciudad del Pecado. Con decenas de espectáculos de primer nivel, grandes centros comerciales y las famosas capillas de bodas, Las Vegas es la capital del ocio de Estados Unidos.

Un paseo en góndola en The Venetian

Los hoteles como atracción principal

La Franja en realidad no es más que una larga sucesión de hoteles: cada uno más grande y más lujoso que el anterior. La mayoría ofrece una temática muy elaborada. ¿Qué le parece desayunar en un café francés bajo la Torre Eiffel? Entonces visite el hotel Paris Las Vegas. ¿Y un romántico paseo en góndola por los canales de Venecia? Entonces disfrute de las vías navegables de The Venetian. Cada hotel destaca de forma única sobre su vecino, y suponen una atracción por sí mismos.

El espectáculo de fuentes en el Bellagio

“Cena en Las Vegas: montones de patas de cangrejo y un buffet de postres impresionante”

Espléndidos buffets

Incluso cuando se trata de comida, Las Vegas ofrece toda una variedad de experiencias excéntricas. Además, los precios siguen siendo muy razonables. Los casinos prefieren que gaste su dinero en sus máquinas tragaperras, por ello ofrecen enormes buffets muy económicos. Si la palabra buffet le evoca imágenes de mala comida, ¡se llevará toda una sorpresa en Las Vegas! El buffet del hotel Bellagio (exactamente, el de las enormes fuentes) ofrece platos prácticamente de todas las cocinas del mundo. Deléitese con montones de patas de cangrejo de calidad, teriyakis japoneses o quizá tan solo una porción de pizza. Y asegúrese de dejar espacio para el impresionante buffet de postres. Los postres no son tan grandes, así que podrá degustar varios. ¿8 postres en su plato? No se preocupe, el lujo es el nombre del juego en Las Vegas.

Las Vegas desde una altura de 356 metros

Las habitaciones y las instalaciones de Stratosphere no son las más espectaculares de Las Vegas, pero la torre Stratosphere lo compensa con creces. Este monstruo de 356 metros de altura es la torre más alta de la Franja. La vista desde lo más alto es verdaderamente impresionante, y para una experiencia trepidante, asómese al borde de Insanity. Esta atracción consiste en un brazo mecánico gigante que le eleva sobre el borde de la torre. Para hacer el viaje aún más emocionante, el brazo se inclinará 70 grados para que pueda mirar directamente hacia la Franja.

Al borde de Insanity

Créditos de fotos

  • Un paseo en góndola en The Venetian: Jorg Hackemann, Shutterstock
  • El espectáculo de fuentes en el Bellagio: Andrew Zarivny, Shutterstock
  • Al borde de Insanity: Kobby Dagan, Shutterstock