KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

La sala de estar de Split

Split puede apreciarse por tener uno de los paseos más hermosos de la costa dalmática: la Riva. Tarde o temprano todos la visitarán, ya sea para una taza de café por la mañana, una copa de rakia por la noche, o bien la celebración de una gran fiesta. Este paseo se encuentra entre el mar y la zona sur del antiguo palacio del siglo XVII del emperador romano Diocleciano.

Bien mirado, no resulta nada sorprendente que el emperador eligiese precisamente ese lugar para hacer construir su palacio. Por supuesto, las impresionantes vistas sobre el puerto y las islas a lo lejos ya eran demasiado en el siglo IV. El hecho de que sus visitantes tardan en cansarse de este lugar puede demostrarse en los numerosos bares y restaurantes en la Riva, que se encuentran siempre abarrotados de gente. La música que suena varía entre coros tradicionales y música electrónica de baile.

Relajarse bajo las palmeras
Relajarse bajo las palmeras

Split

La sala de estar de Split

Sin embargo, la Riva adquirió su forma actual cuando esta zona formaba parte de Croacia bajo el gobierno de Napoleón. Desde entonces, el paseo se ha ido ensanchando.


La Riva ha adquirido un poco la función de «sala de estar» de la ciudad: un punto diario de relajación y de encuentro a lo largo de toda la extensión del centro histórico. Con su gran extensión respetable de 250 metros de largo y 55 metros de ancho, este paseo cuenta con el espacio suficiente para todo tipo de eventos culturales. En el extremo más moderno, cada mes de junio se celebra el 3D Street Art Festival, en el que se representan imágenes sobre el pavimento que adquieren profundidad dependiendo del ángulo de visión. Algo más tradicional son el (efusivo) carnaval y, el 7 de mayo de cada año, las festividades en torno a San Duje, el santo patrón de la ciudad.

Por las noches también es un destino bastante popular
La Riva con el palacio como telón de fondo

Game of Thrones

Si la zona de Split de justo detrás de la Riva le resulta familiar, es bastante probable: el corazón histórico de la ciudad se ha utilizado regularmente como decorado de Game of Thrones, sobre todo, en el interior y alrededor del Palacio de Diocleciano. A pesar de su nombre, hace tiempo que este lugar no solo es un palacio, sino que de hecho es un conjunto amurallado de aproximadamente dos mil edificios. Esta mini ciudad, se ha completado a lo largo de los siglos por un campanario y una sinagoga romanos. Lo que las cámaras de GOT no captaron son las modernas boutiques de moda y tiendas a lo largo de las pequeñas calles. Pero con un poco de imaginación, todavía se puede imaginar la aparición de un par de dragones en el sótano del palacio.

El peristilo del palacio de Diocleciano