KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

En metro hasta las pistas

Oslo es una de las pocas capitales del mundo en las que se puede esquiar justo al salir de ella. Y no es solo para amantes de este deporte: aquí han tenido lugar los Juegos Olímpicos de invierno y varios campeonatos mundiales. No se sorprenda si en invierno ve a personas con ropa de esquí y esquís en el metro. Simplemente van camino de Holmenkollen. Las pistas están a tan solo 20 minutos de metro.

El conocido salto con esquís de Holmenkollen ya no es lo que era. Desde 1892, los campeonatos de salto con esquís tienen lugar aquí, y este punto, que es el más elevado de Oslo, ha sido renovado 19 veces. La actual versión es la única pista de acero para saltos con esquí del mundo. Pesa 100 toneladas y tiene una altura de 64 metros. La temporada comienza en diciembre y termina en marzo. Y, cuando no hay nieve, siempre hay un simulador de salto con esquí en funcionamiento. Fundado en 1923, el Museo de Esquí, situado al lado, es el museo de esquí más antiguo del mundo. La entrada incluye subir a lo más alto de la pista, desde donde disfrutará de unas vistas impresionantes de la ciudad.

Oslo Vinterpark: 18 pistas

A cuatro estaciones de distancia de Holmenkollen (línea 1) se encuentra Oslo Vinterpark, con 18 pistas (de verde a negra), 11 remontes (que incluyen tres telesillas), un medio tubo y el único super tubo olímpico y público del mundo. A una altitud de 531 metros, la temporada tiene lugar aquí de diciembre hasta Semana Santa. Los cañones de nieve garantizan que la nieve esté fresca y las pistas se iluminan por la noche. La escuela de esquí ofrece cursos de esquí, snowboard, Telemark y esquí de fondo. Los equipos se pueden alquilar. Por los equipos pagará unos 45 euros y cerca de 40 para disfrutar de un pase de día. El après-ski ofrece pocas posibilidades, pero piense que se encuentra a tan solo 20 metros del centro en metro.

Las increíbles vistas desde lo alto de Holmenkollen

Un hotel de madera en las pistas de estilo Art Nouveau vikingo

No es necesario quedarse en un hotel fuera de la ciudad, pero aquellos que deseen pasar la noche en la nieve y disfrutar de la brisa de la montaña pueden reservar una noche en este histórico hotel, a la sombra de la pista de esquí. Holmenkollen Park Hotel fue inaugurado en 1894 como sanatorio para pacientes con tuberculosis, aunque enseguida se convirtió en un hotel. Este edificio de madera roja, con románticas torres y balcones, es una de las muestras más representativas del conocido Dragenstil (el estilo del dragón), la versión vikinga del Art Nouveau.

El histórico Holmenkollen Park Hotel

Créditos de fotos

  • Las increíbles vistas desde lo alto de Holmenkollen: Nanisimova, Shutterstock
  • El histórico Holmenkollen Park Hotel: Chris Alban Hansen, Flickr