KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Visite los viñedos de Cabo

Viñedos entre montañas: Visitar los viñedos de Cabo es una experiencia asombrosa. De aquí procede el vino de Cabo. El clima mediterráneo es ideal para los diversos tipos de uva como la chenin blanc, chardonnay y, por supuesto, la pinotage, la uva nacional. Puede catar estos deliciosos vinos en las fincas holandesas de los alrededores de Ciudad del Cabo.

Varias rutas llevan a las regiones de vino más famosas: Stellenbosch, Franschhoek, Paarl y Constantia. Visitar Wynland es viajar a través de la historia de Cabo. El 2 de febrero de 1659, Jan van Riebeeck escribió: “¡Hoy, Alabado sea Dios, se ha extraído el vino de las uvas de Cabo por primera vez!” El fundador del comercio de Cabo plantó los primeros viñedos para abastecer a los agotados marineros. Además, ¡el vino resultó ser un excelente remedio para la sarna! Hoy en día, la producción de vino no hace más que crecer en Cabo, con cerca de 400 millones de litros de vino embotellados cada año.

El clima de Cabo es perfecto para la vinicultura
El clima de Cabo es perfecto para la vinicultura

Ciudad del Cabo

De Stellenbosch a Franschhoek

La ciudad universitaria de Stellenbosch se encuentra a 45 minutos en coche de Ciudad del Cabo. Aquí encontrará viñedos de famosas bodegas sudafricanas como Rust en Vrede y Meerlust. Menos conocida pero igual de interesante es la imponente finca de Neethlingshof, que ofrece catas a diario. Encontrará la mansión, que data de 1705 y está construida completamente en base al estilo colonial holandés, tras atravesar una entrada flanqueada por pinos. Saboree una selección de 5 vinos en estos románticos alrededores, o disfrute del paquete Flash Food, Slow Wine, deliciosos platos para acompañar a cada vino.
Más al este se encuentra Franschhoek. Los Hugonotes franceses se asentaron en esta región a finales del siglo XVII tras haber sido perseguidos en su tierra natal. Su conocimiento del vino tuvo un gran impacto en la vinicultura de Cabo, y todavía encontrará fincas con nombres franceses tales como La Motte, Provence y Le Dauphiné. Una gran forma de descubrir los vinos de esta zona es viajando en tranvía. Disfrutará de espectaculares vistas de extensos viñedos mientras degusta deliciosos vinos en las varias bodegas que encontrará en la ruta.

Franschhoek

El legendario vino de Constantia

El valle de Constantia, que alberga los viñedos más antiguos de Cabo, está escondido entre la Montaña de la Mesa y los distritos del sudoeste de Ciudad del Cabo. Simon van der Stel, primer gobernador de Cabo, comenzó a plantar viñedos en 1679 para producir el ahora conocido Vin de Constance. Este vino de postre era muy apreciado por la realeza europea del siglo XVIII, e incluso Napoleón Bonaparte encargó este vino durante su exilio en la isla Santa Helena, ¡a casi 3.000 kilómetros de distancia! Recomendamos disfrutar de un maravilloso picnic a la sombra de los antiguos robles en la finca Buitenverwachting.

“Napoleón encargó el famoso Vin de Constance durante su exilio en la isla de Santa Helena.”