KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Pruebe la Nueva Cocina Nórdica en Copenhague

Auténtica, fresca, innovadora y sana. Así es la Nueva Cocina Nórdica, la revolución gastronómica que ha redefinido la forma de cocinar de los países nórdicos durante la última década. Su epicentro se encuentra en Copenhague, donde en 2004 se reunieron los mejores cocineros de Dinamarca, Suecia, Noruega y Finlandia para conversaciones de alto nivel. Estaba en juego el futuro de la cocina nórdica, sobre la que decidieron que debía volver a sus raíces.

La idea era devolver a los platos nórdicos el sabor natural utilizando ingredientes de temporada frescos del mar o de la tierra. Las bayas silvestres indígenas, el repollo, el arenque, el centeno y otros productos nórdicos tradicionales son, de nuevo, los platos más destacados. Los oscuros inviernos y las largas tardes de verano hacen que los tubérculos, nabos y frutas broten de las tierras nórdicas llenos de sabor y vitaminas. La innovación era otro elemento importante: técnicas modernas y de cocina experimental permitieron que se desarrollara en Copenhague una importante nueva cocina nórdica.

La revolución culinaria empezó en Copenhague
La revolución culinaria empezó en Copenhague

Copenhague

Deliciosa, auténtica y exclusiva

Musgo condimentado de los bosques que rodean Copenhague, salmón salvaje del Báltico y langostinos de las Islas Feroe. Productos regionales de la mejor calidad y técnicas innovadoras de cocina permiten a los chefs René Redzepi y Claus Meyer seguir elaborando los platos más exclusivos para sus comensales. Bajo su inspirador liderazgo, el restaurante Noma, en la calle Strandgade de Copenhague, ha estado en lo más alto del mundo gastronómico durante años. Su ambiente es cálido e informal y a veces los propios cocineros se acercan personalmente a las mesas para servir la salsa directamente de la olla y contar un poco sobre el origen del plato a los clientes.

El gran éxito del Noma ha desatado una locura gastronómica: muchos restaurantes de Copenhague ahora orgullosamente sirven platos de la Nueva Cocina Nórdica, cada uno a su manera. El Kodbyens Fiskebar, dirigido por Anders Selmer, anteriormente sumiller del Noma, es una marisquería especializada en productos del mar de la propia Dinamarca y de lugares cercanos. Los platos se preparan sin aspavientos y con ingredientes locales llenos de sabor. Siéntese en el bar y disfrute de mejillones Limfjord y ostras frescas a precio de ganga.

Los dueños del BROR también empezaron en el Noma: Samuel Nutter y Victor Wagman trabajaron allí como segundos jefes. Una vez más, vemos la preferencia por ingredientes auténticos de la tierra danesa como las chalotas, las algas, el arenque y el ruibarbo. Las delicias culinarias que conforman el menú del BROR todas tienen valor propio. Creativos y, sobre todo, sin naderías, cada plato del BROR es un auténtico festín. Pruebe los rábanos con crema picante de avellanas o la remolacha con flor de saúco.

Tubérculos y zanahorias de Kiselgaarden

Nabos biodinámicos

Las sabrosas y frescas hortalizas transformadas en platos gourmet por las cocinas de Copenhague con frecuencia proceden de la localidad de Ugerløse, en el oeste de Selandia. Aquí, el joven y talentoso agricultor Ask Rasmussen y sus padres, Lisa y Eigil, cultivan zanahorias, nabos y hierbas autóctonas en su granja biodinámica de Kiselgaarden. En esta parte de la isla la arcilla es más pesada que al norte, y está repleta de minerales. Los cocineros del Noma y otros restaurantes importantes esperan con impaciencia la cosecha de Kiselgaarden.