KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Los lugares de interés de Fisherman’s Wharf

Los barcos de pesca, las tiendas de recuerdos y las focas convierten al Fisherman’s Wharf en una de las atracciones más populares de San Francisco. Los habitantes de San Francisco son muy reacios a frecuentar esta zona tan turística, pero los visitantes no se cansan de ir. Es posible que no sea el lugar más auténtico de la ciudad, pero es indudablemente divertido y entretenido.

El nombre original de este embarcadero era Meiggs Wharf, pero con el tiempo pasó a llamarse Fisherman’s Wharf, debido al gran número de barcos de pesca que amarraban aquí. Aunque siguen siendo la base de una pequeña flota de unos 25 barcos, actualmente Fisherman’s Wharf es fundamentalmente una «ristra» de tiendas y lugares de ocio. Además, también es el punto de partida del ferry que va a la isla donde se encuentra la famosa prisión de Alcatraz.

Leones marinos en el muelle 39

Leones marinos y recuerdos

El Fisherman’s Wharf se extiende desde el muelle 39 hasta la plaza Ghirardelli, cuyo nombre proviene de la famosa fábrica de chocolate local. El muelle 39 es, sin duda, la parte más popular del embarcadero y es conocido principalmente por la enorme colonia de leones marinos de California que lo habitan. A estos ruidosos animales les encanta tomar el sol y prestar poca atención a las multitudes que se acercan todos los días para observarlos.  El muelle 39 también es estupendo para comprar recuerdos: aquí encontrará una ingente cantidad de sudaderas, camisetas, gorras y llaveros.

Un embarcadero muy entretenido

Debido a la infinidad de puntos de interés, Fisherman’s Wharf es como un parque de atracciones. El Musée Mécanique del muelle 45 posee una singular colección de maquinitas, pinball y otras máquinas tipo «tragaperras». Asegúrese de llevar suficiente suelto en los bolsillos. En el Acuario de la Bahía, los visitantes pueden aprender sobre la vida marina de la costa de San Francisco. Hay incluso pozas donde puede tocar estrellas de mar y otras criaturas marinas. Visite también «Ripley, ¡aunque usted no lo crea!» Es un museo con una colección de objetos extravagantes, rarezas e ilusiones ópticas.

El Acuario de la Bahía en Fisherman’s Wharf
El gigantesco cangrejo Dungeness

Cangrejos gigantes

No resulta sorprendente que haya muchos restaurantes de pescado en un embarcadero lleno de barcos de pesca. No puede dejar de probar los deliciosos cangrejos Dungeness. Los barcos llegan cargados de este crustáceo de noviembre a junio. El comienzo de la temporada de cangrejos se celebra oficialmente en diciembre con el Festival del Cangrejo de Fisherman’s Wharf. Con una entrada podrá probar platos de cangrejo preparados por los mejores cocineros de los diferentes restaurantes que le sabrán aún mejor si los riega con vino de la región.

Créditos de fotos

  • El Acuario de la Bahía en Fisherman’s Wharf: Éamonn O'Brien-Strain, Flickr