KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

La playa de Aberdeen

A pesar de su ubicación en una latitud situada más al norte que Moscú, en verano Aberdeen es un gran destino de playa y además muy divertido. Puede que el agua esté un poco fría para nadar, pero las amplias playas son perfectas para pasear o volar cometas. Hay bastantes días soleados, la temperatura es suave y el cielo suele estar despejado. Es el destino ideal para dar largos paseos por la playa, practicar deportes acuáticos y avistar ballenas.

El camino costero de Aberdeenshire le llevará a pintorescas ciudades con largas y desiertas playas. Los niños pueden construir castillos de arena, jugar a la pelota o con las olas. Si quiere experimentar aventuras apasionantes, monte a caballo por la playa, o surque las olas con una tabla de surf. Las dunas de arena son magníficas: las dunas Rattray Head alcanzan los 23 metros. El escarpado paisaje está continuamente en movimiento, modelado por el agua y el viento.

Una casa de piedra en la costa de Aberdeen
Una casa de piedra en la costa de Aberdeen

Aberdeen

La agreste naturaleza en Rattray Head

La playa cerca de la reserva natural del Lago de Strathbeg se extiende a lo largo de 17 kilómetros y es un auténtico paraíso para aves y mariposas. En estos humedales, los observadores de aves podrán avistar numerosos visitantes de invierno, como el ánsar piquicorto de Spitsbergen, cisnes salvajes de Islandia y frailecillos de Nueva Zembla. Se ve con frecuencia marsopas en la bahía.

Sin duda, el edificio más impresionante es el faro de 37 metros de alto, sobre el agua, y al que solo puede acceder cuando la marea está baja. Desde 1982 el solitario faro de la costa lleva abandonado. Sin embargo, la señal de la luz es automática, y por ello el faro sigue en funcionamiento. Nada lujoso, tal y como lo atestiguan los pecios que salpican la costa.

Rattray Head se encuentra entre Peterhead y Fraserburgh, a una hora en coche al norte de Aberdeen. Un idílico y remoto rincón de Escocia, alejado de las multitudes y perfecto para respirar aire fresco oceánico.

Con un poco de suerte, los observadores de aves podrán avistar frailecillos
Una foca en el paseo marítimo

Viaje en barco

Las frías y oscuras aguas del Mar del Norte acogen delfines, ballenas, marsopas y tiburones. A menudo estos animales afloran cerca de la costa de Aberdeen y verlos es toda una experiencia. Sobre las olas hay mucho que ver: cientos de aves marinas e incluso los insólitos frailecillos. Clyde Cruises ofrece frecuentes viajes en barco desde el puerto de Aberdeen para observar la vida salvaje y la experta guía le mostrará lo más interesante. Estos viajes salen del muelle Eurolink, cerca del mercado de pescado.

+ Leer más

Ver en el mapa

Aberdeen y Aberdeenshire