KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

El Bund: la milla de oro de Shanghai

El Bund, paseo a orillas del río, es la ‘milla de oro’ de Shanghai. Esta sucesión de edificios bancarios coloniales, consulados y hoteles es uno de los lugares favoritos de los residentes de Shanghai. El carácter histórico del Bund contrasta marcadamente con los modernos rascacielos en la otra orilla del río Huangpu Jiang.

El paseo a lo largo de la ribera comienza en el Monumento a los Héroes del Pueblo (en honor a los nacionalistas que lucharon por la libertad de Shanghai) y se compone de históricas fachadas de estilos que incluyen gótico, barroco, neoclásico y renacentista. Éste es un lugar ideal para sacar fotos y ver a la gente pasear. Dependiendo de la hora del día, se pueden encontrar todo tipo de personas: residentes locales practicando sus rituales diarios de tai chi, niños volando cometas y empresarios de traje. Las tardes resultan perfectas para pasear por el Bund y admirar los edificios iluminados en la otra orilla.

Edificios iluminados a lo largo del Bund
Edificios iluminados a lo largo del Bund

Shanghái

Arquitectura: viaje en el tiempo

Bund significa ‘muelle a lo largo de la orilla embarrada’. Este nombre le fue otorgado por los occidentales; los chinos siguen refiriéndose a la orilla como Waitan. El primer edificio de estilo europeo en el Bund se construyó en 1843. Desde entonces,  se han construido muchos más consulados, bancos y hoteles, particularmente en un estilo indio oriental, es decir, occidental. Este estilo de contrucción debe su denominación al  ‘trayecto’ que debía recorrer: los estilos occidentales solo alcanzaban el Extremo Oriente a través de India. A finales del s. XIX, los arquitectos comenzaron a combinar estilos modernistas con estilos tradicionales chinos, como se puede observar en el Hotel Palace y el antiguo Banco Ruso-Chino. A comienzos del s. XX, hizo su entrada el Art Deco y el Banco de Comunicaciones de 1948 así como el Hotel Peninsula son un magnífico ejemplo de este estilo arquitectónico. Si quiere admirar todos los estilos en su conjunto, visite el bar de este último que ofrece una fabulosa vista del Bund.

Siempre hay algo que hacer en el Bund
El paisaje urbano tan fotografiado de Shanghái

La mejor vista panorámica

Hasta 1990, la orilla oriental del río Huanpu Jiang (enfrente del Bund), no tuvo mucha actividad pero desde entonces se ha convertido en una de las panorámicas más retratadas de la ciudad. Los brillantes rascacielos del distrito comercial de Shanghai compiten en ser fotografiados por los turistas. Estos forman un impresionante contraste con los edificios históricos del Bund, que cuentan con pocos pisos de altura. Desde 2014, Shanghai exhibe el segundo rascacielos más alto del mundo: la torre de Shanghai. Solamente el Burj khalifa en Dubai es más alto. En la misma orilla encontramos también la icónica Torre de la Perla Oriental, el Centro financiero internacional de Shanghai -coloquialmente conocido como ‘el abrebotellas’ - y la majestuosa Jin Mao Tower. Todos ellos ofrecen espectaculares vistas de la ciudad y del paseo, aunque nada supera la vista de las mismas torres desde el Bund.