KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Las elegantes Alsterarkaden

Los visitantes que se paseen por los muelles del Kleine Alster no podrán pasar por alto las Alsterarkaden. Estas elegantes galerías a lo largo del agua recuerdan en cierto modo a la elegancia de Venecia. Las estilosas galerías comerciales son el principal atractivo del centro de Hamburgo. Eche un vistazo a los escaparates de las tiendas de los diseñadores más exclusivos o siéntese en una de las mesas del patio y contemple a sus elegantes y adinerados clientes.

Las galerías comerciales que se encuentran tras las Alsterarkaden son perfectas para un paseo vespertino mirando escaparates. El Mellin Passage es la galería comercial más antigua de Hamburgo. Maravíllese con las lujosas tiendas delicatesen, las joyerías más exclusivas y las mejores tiendas de moda. Alce la vista para admirar los magníficos frescos art decó y las vidrieras del siglo XIX. No se preocupe si le entra hambre. Descanse un poco y dese el placer de comer pasteles y pastas en alguno de los tradicionales cafés.

Las Alsterarkaden recuerdan un poco a Venecia
Las Alsterarkaden recuerdan un poco a Venecia

Hamburgo

Arte sorprendente

Las galerías son un tesoro histórico que destaca sobre la modernidad de Hamburgo. Su especial diseño fue obra de Alexis de Chateauneuf, uno de los diseñadores urbanos más importantes de Hamburgo tras el Gran Incendio de 1842. El aire mediterráneo de las galerías comerciales no es casual: Chateauneuf diseñó las Alsterarkaden al estilo italiano, enfatizando la simetría y las formas circulares.

Entre las galerías comerciales y la calle de compras Neuer Wall se encuentra el Mellin Passage, el centro comercial más pequeño y antiguo de Hamburgo. Aquí, encontrará lujosas farmacias, librerías auténticas y elegantes tiendas de carteras. En 1989, una de las tiendas se incendió y más tarde el edificio fue derruido. Durante su restauración, los obreros hicieron un sorprendente hallazgo: tras los escombros había bellas vidrieras y frescos art decó en el techo. Hoy en día, todo eso se ha restaurado y puede volver a admirarse.

“Una encantadora sorpresa: se descubrieron bellas vidrieras y frescos durante la reconstrucción”

Las galerías comerciales vistas desde el Rathausmarkt

Dulces tentaciones

Las Alsterarkaden se encuentran en el mismo centro de Hamburgo, a tan sólo 5 minutos a pie de la estación de metro Jungfernstieg. Siga el río Alster hasta el Rathausmarkt para tener las mejores vistas de las encantadoras galerías blancas reflejadas en el agua. Después, cruce la calle para quedar maravillado con los brillantes relojes, los caros sombreros y los elegantes zapatos y carteras. Para llevarse un recuerdo delicioso, pásese por Godiva Chocolatier: no podrá resistirse a sus creaciones de chocolate. Para verse tentado por más dulces, continúe por el Arkaden-Café y elija de entre su enorme selección de pasteles y tartas. Pruebe un cremoso Käsekuchen o un jugoso Apfelstrudel.

Un trozo de Käsekuchen

Créditos de fotos

  • Las galerías comerciales vistas desde el Rathausmarkt: Christian Meuller, Shutterstock
  • Un trozo de Käsekuchen: Kersy83, Flickr