KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

El corazón de Múnich

Marienplatz ha sido el corazón de Múnich desde la Edad Media. Los toneleros solían bailar entre el ayuntamiento y el mercado. A lo largo de los años, el mercado se ha desplazado ligeramente y los toneleros se han reducido a figuras en miniatura que bailan en el carillón del nuevo ayuntamiento, pero la Marienplatz sigue siendo la principal plaza de la ciudad.

Marienplatz tiene dos ayuntamientos: el Viejo ayuntamiento y el Nuevo ayuntamiento. Gracias al trabajo del arquitecto Hauberrisser, a los residentes de Múnich les cuesta decir cuál es cuál. Situado detrás de los músicos callejeros y la fuente, el edificio de estilo neogótico de la plaza parece más antiguo. Sin embargo, “tan solo” fue construido hace casi 100 años, una fecha relativamente reciente comparado con el antiguo ayuntamiento que lleva más de 800 años construido.

María, el ángel de la guarda

La plaza principal de Múnich se llamaba “Schrannen”, hasta que una epidemia de cólera castigó a la ciudad. Cambiando el nombre a Marienplatz (Plaza de María) en 1854, los habitantes esperaban invocar la protección de la Virgen María. La plaza también desempeñó un papel importante durante la epidemia de peste de 1517: según la leyenda, los toneleros bailaron alrededor de la plaza para animar a los habitantes a salir a las calles. En la actualidad siguen bailando: cada 7 años en la plaza actual y varias veces al día en miniatura en el carillón del Nuevo ayuntamiento.

El carillón del ayuntamiento
La vista desde la iglesia de San Pedro

Las mejores vistas de la ciudad

Muchos visitantes toman el ascensor hasta la parte más alta de la torre en el Nuevo ayuntamiento para disfrutar de las fabulosas vistas de la ciudad. Sin embargo, no podrá admirar el frontón y el carillón de estilo neogótico del edificio. Para verlos, tendrá que visitar la iglesia de San Pedro que se encuentra al otro lado de la plaza. Desafortunadamente esta iglesia no tiene ascensor y los visitantes deben subir 306 escalones para llegar al mirador más alto del centro de la ciudad. En los días despejados se pueden distinguir hasta las cimas de los Alpes en el horizonte.

Música en la ciudad

Marienplatz está flanqueada por dos grandes almacenes Galeria Kaufhof y Backs Kaufhof. Los aficionados a la música no deben olvidar visitar la 5ª planta de Backs, porque está enteramente dedicada a la música. Aquí encontrará una increíble colección de CD y podrá escuchar una gran selección de música menos conocida de forma gratuita. Ocasionalmente, los grandes almacenes también organizan actuaciones en directo. Hay actuaciones musicales todas las noches en el Night Club dentro del estiloso y elegante Hotel Bayerischer Hof, a las afueras de Marienplatz.

El clásico Bayerischer Hof hotel

Créditos de fotos

  • El clásico Bayerischer Hof hotel: julianaka, Flickr