KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Las plazas ocultas del Barrio Gótico

Escape del bullicio de La Rambla en el laberinto de calles estrechas del Barrio Gótico (o Barri Gòtic en catalán), uno de los barrios más antiguos y encantadores de la ciudad. En esta zona, los romanos establecieron el asentamiento de Barcino, al que Barcelona debe su nombre. Paseando por las callejuelas medievales, es fácil imaginarse que sirvieron de inspiración para artistas como Picasso o Miró.

Las torres de la Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia (también llamada la Seo o, en catalán, la Seu) dominan el horizonte del Barrio Gótico. Desde aquí, incontables calles y callejuelas le dirigen a las ocultas e íntimas plazas que le dan a este barrio ese carácter entrañable. En el corazón del Barrio Gótico, fuentes, iglesias y casas centenarias relatan la historia de estas plazas. Dedique una tarde de ocio para descubrir su rico pasado.

El mercado del arte en ‘Pi’

Arte en la Plaça del Pi

Tallas en madera, cerámica y panorámicas pintadas de Barcelona: La Plaça del Pi (Plaza del Pino) es el punto de encuentro de los apasionados del arte y coleccionistas de suvenires singulares. Los protagonistas de la sociedad artística de Barcelona se reunen aquí, alrededor de la Basílica de Santa María del Pi. Esta imponente iglesia gótica, con su gran rosetón cuyos colores se aprecian aún mejor dentro de la iglesia, enseguida llamará su atención. Con sus bares, restaurantes y tiendas de antigüedades, esta plaza es un punto de partida ideal para un recorrido del Barrio Gótico.

+ Leer más

Ver mapa

Plaça del Pi, Barcelona, España

La fuente de la Plaça de Sant Felip Neri

Romántica plaza

Sin duda, la Plaça de Sant Felip Neri es una de las plazas más bellas de Barcelona. Cuando hace buen tiempo, es muy agradable relajarse a la sombra de la sencilla fuente o en una terraza disfrutando de una jarra de sangría bien fría. Antiguamente, uno de los edificios de la plaza albergaba la sede del gremio de los zapateros, el actual Museo del Calzado de Barcelona. La iglesia barroca de la plaza tiene un encanto especial. Sin embargo, tal y como lo narran los guías locales, también esconden un lado oscuro: en los muros todavía se pueden ver los impactos del bombardeo durante la Guerra Civil.

+ Leer más

Ver mapa

Plaça de Sant Felip Neri, Barcelona, España

La fuente del siglo XIV de la Plaça de Sant Just

Antigua Fuente

En la Plaça de Sant Just, literalmente tenemos la historia bajo los pies. La Basílica de los Santos Justo y Pastor (o Església dels Sants Just i Pastor en catalán) de esta plaza contiene las reliquias de los primeros mártires cristianos de Barcelona. Su opulento interior y hermosas vidrieras revelan el hecho de que esta iglesia sirvió como la catedral de Barcelona, hasta que se construyese La Seu. No se pierda la fuente gótica del siglo XIV en la esquina de la plaza. Antiguamente, este era el único lugar donde judíos y cristianos podían comerciar entre ellos.

+ Leer más

Ver mapa

Plaça de Sant Just, Barcelona, España