KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

El majestuoso Popocatépetl

Gracias a su increíble altura, el volcán Popocatépetl emerge del paisaje que le rodea. Los mexicanos lo denominan de manera cariñosa «Popo». Este volcán es un sitio ideal para dar un paseo, escalar, esquiar o, simplemente, fotografiar el paisaje. Pero no se confunda, «Popo» aún es un volcán activo.

Popocatépetl significa «el cerro que humea» en la lengua azteca, lo que representa una fiel descripción de Popo. Desde 1994, de alguna manera el volcán sigue estando activo y es muy frecuente ver columnas de humo. En 2013, se produjo la última actividad importante, cuando Popo escupió nubes de ceniza, provocando que el tráfico aéreo tuviera que evitar esta zona. Subir sus 5.426 metros de alto no supone una actividad demasiado intensa; sin embargo, se tarda al menos 6 horas.

La relación con su hermano gemelo

Con una antigüedad de unos 730.000 años, Popocatépetl es un estratovolcán: un volcán con forma cónica compuesto de múltiples capas de lava endurecida. El volcán esta junto a su «hermano gemelo» Iztaccíhuatl. Los dos volcanes se sitúan a unos 70 kilómetros de Ciudad de México y están separados por una cadena montañosa de 16 kilómetros de largo. En caso de que el volcán esté demasiado activo para subir, puede optar por hacer un tour a lo largo de la cadena que le ofrecerá unas vistas increíbles de Popo. Muchos de los touroperadores de la Ciudad de México ofrecen una visita guiada por estos volcanes.

Popocatépetl visto desde Iztaccíhuatl
Vista aérea del Popocatépetl

“14 monasterios españoles del siglo XVI repartidos por la ladera del volcán”

Principales datos históricos

Además de las vistas panorámicas a la naturaleza, Popocatépetl también goza de un gran interés histórico. A través de la ladera del volcán, encontrará 14 monasterios españoles que datan del siglo XVI. Esto nos permite echarle un maravilloso vistazo a la historia de México durante la dominación española. Los españoles construyeron estos monasterios con el objetivo de que los indígenas se convirtieran al cristianismo. Todos los monasterios están abiertos al público. La ruta especial de los monasterios pasa por 11 de ellos.