KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

El puente más famoso de Dublín

El Puente Ha'penny es tan icónico para Dublín como puede serlo la Torre Eiffel para París. Sin embargo, este puente peatonal sobre el Río Liffey no es solo un atractivo turístico. Alrededor de 30.000 personas lo utilizan cada día para cruzar de Bachelors Walk a Temple Bar.

El Puente Ha'penny fue construido en 1816 por William Walsh. Antes de construir el puente, operaba uno de los ferris que navegaba por el Liffey. Los usuarios del nuevo puente debían abonar un peaje de medio penique a Walsh para pasar, el mismo precio que habían pagado anteriormente por el servicio del ferri. Pronto el puente empezó a conocerse como el Puente Ha'penny (puente del medio penique). A pesar de que el puente ha tenido numerosos nombres oficiales hasta la fecha, este es el único que ha permanecido inalterable.

La reforma del siglo XXI

El puente de hierro fundido tiene 43 metros de largo y 3,7 metros de ancho, alcanzando los 3 metros de altura sobre el Liffey. Quizá no sea un gran puente, pero es muy apreciado por los locales. Sin embargo, los habitantes no han estado siempre tan enamorados de su Puente Ha’penny. En los años cincuenta, se colocaron feos anuncios en el puente y en los ochenta, se asfaltó sobre los tablones de madera, colocándose además feos postes de luz en hierro fundido a ambos lados del puente como "decoración”. Y por si esto no fuera lo bastante malo, el puente estuvo iluminado con luz azul una temporada.

Afortunadamente, las cosas cambiaron en 2001 tras realizar un estudio que mostró que el puente era utilizado por 27.000 peatones al día. En 1816, el Dublín pre-industrial contaba con una población de solo 200.000 personas. Construido para el paso de 450 viandantes al día, los cimientos de doscientos años del puente no se habían diseñado para esta carga. El ayuntamiento estaba preocupado por preservar su herencia histórica y por la seguridad de los usuarios del puente.

Había que hacer algo. El puente se cerró y comenzaron las tareas de restauración graduales que duraron nueve meses. Un equipo de expertos de Belfast, reparó cuidadosamente más de 1.000 elementos del puente y le devolvieron su color blanco original. Al final, el 85% de los materiales originales se conservaron y solo hubo que sustituir algunos soportes de carga. Se habilitó más espacio a cada extremo del puente para permitir a los peatones esperar cómodamente a que cese el tráfico.

De vuelta al original color blanco
Edificios monumentales alrededor del puente

La experiencia dublinesa por excelencia

Hasta la inauguración del cercano Millennium Bridge en el año 2000, el Puente Ha’penny era el único puente peatonal sobre el Liffey. Aún hoy, el Ha’penny cuenta con un lugar especial en los corazones de los dublineses. Mucha gente acude solo para disfrutar de las vistas sobre el río. Desde ambos lados es posible apreciar claramente la combinación del Dublín nuevo y antiguo. Y si el viento sopla en la dirección correcta, la brisa le traerá la esencia de la fábrica de Guinness para completar su experiencia dublinesa.

+ Leer más

Ver en el mapa

Ha’penny Bridge, Dublín