KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

El misterioso árbol de la vida

En lo alto de una duna de arena, en medio del desierto al sur de Bahréin, se erige un árbol solitario. No asoma ni una brizna de hierba en kilómetros a la redonda; no hay ni una gota de agua. Y, sin embargo, esta acacia ha sobrevivido durante 400 años. Los habitantes de Bahréin creen que el árbol de la vida es una maravilla natural y, ahora, este árbol de 10 metros de altura atrae a miles de visitantes cada año.

Cuentan que, hace mucho tiempo, Adán y Eva recorrieron esta tierra. La leyenda dice que el árbol se plantó en 1583 para señalar el lugar en el que estuvo el Jardín del Edén bíblico. Se cuentan las historias más increíbles sobre el árbol de la vida: según algunos, las raíces son tan profundas que pueden absorber la humedad de una reserva de agua natural a cientos de metros de profundidad, situada a varios kilómetros de distancia. Sin embargo, seguro que la imaginación supera a la realidad.

Velas y tintes

El árbol de la vida es un ‘Prosopis cineraria’, un arbusto espinoso procedente de Asia. Su resina amarilla se suele utilizar para elaborar velas, aromas y chicle, mientras que sus granos se echan en la carne, la mermelada o el vino. El árbol resiste bien en climas secos, ya que sus raíces alcanzan hasta 50 metros de profundidad. En Bahréin no tienen que llegar tan lejos: el agua de la tierra está a tan sólo diez metros por debajo de la superficie. Sin embargo, el árbol solitario en el desierto despierta la imaginación. En la película L.A. Story, Steve Martin dice que es uno de los lugares más míticos de la Tierra.

+ Leer más

Ver ubicación en el mapa

Árbol de la vida, Southern Governate, Bahréin

El árbol se vislumbra a lo lejos

¿El Jardín del Edén en Bahréin?

Los habitantes de Bahréin están seguros de que su isla fue antaño el Jardín del Edén, ese paraíso bíblico en el que Adán y Eva tomaron el fruto prohibido. Resulta difícil de imaginar al echar un vistazo alrededor del árbol de la vida: no asoma ni una brizna de hierba en el cálido y seco desierto. Y, aún así, tampoco resulta tan inverosímil. Hace mucho hubo gran cantidad de agua en esta zona, que era un exuberante oasis tropical repleto de fauna y flora.

“Los habitantes de Bahréin están seguros de que este fue antaño el paraíso bíblico de Adán y Eva.”

Créditos de fotos

  • El árbol se vislumbra a lo lejos: Ewan McIntosh, Flickr