KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

El misterio de La Sagrada Familia

Si alguien ha dejado su marca en Barcelona ha sido el arquitecto Antoni Gaudí (1852-1926). Su obra maestra absoluta es, sin duda, la mundialmente famosa Basílica de la Sagrada Familia. Aunque la construcción comenzó en el año 1882, la basílica permanece inacabada en la actualidad. De hecho, se tardarán aproximadamente 30 años a partir de ahora para finalizar las obras.

Los planos originales de la basílica no fueron elaborados por Gaudí, sino por el arquitecto Francisco de Paula del Villar. Diseñó una iglesia de estilo neogótico y comenzó a construirla en 1882. Sin embargo, después de solo 1 año, Gaudí asumió el control. Dedicó casi toda su vida a la construcción de su Sagrada Familia; enfatizando el ‘su’ porque Gaudí cambió drásticamente el diseño original. El estilo neogótico fue descartado y reemplazado por el estilo modernista distintivo del arquitecto. Desafortunadamente, cuando Gaudí murió (en 1926), tan solo se había terminado una fachada, una torre, el nicho semicircular y la cripta.

El impresionante interior
Nuevas torres de la iglesia en construcción

Improvisación continua

Dado que Gaudí estaba improvisando continuamente durante la construcción, hay pocos planos y maquetas de la basílica. A pesar de ello, los arquitectos actuales conocen bastante bien las intenciones de Gaudí. Cuando se complete, La Sagrada Familia contará con 18 torres en total. Alcanzando una altura de 90 a 120 metros, las 4 torres a lo largo de cada una de las 3 fachadas representan a los 12 apóstoles. Otras 4 torres representan a los 4 Evangelistas. Estas torres rodearán la torre mayor, de 170 metros de altura, dedicada a Jesucristo. La última torre, dedicada a la Virgen María, se construirá sobre el nicho semicircular.

La cripta de Gaudí

Después de la muerte de Gaudí, la construcción se vio seriamente retrasada debido a la falta de dinero y a la Guerra Civil española. No fue hasta mediados de los años cincuenta cuando volvió a recuperar el ritmo. En el año 2000, se colocó finalmente el techo en la nave central. En la actualidad, los constructores están trabajando principalmente en la nave y en la fachada principal. Aunque aún queda mucho para que se concluyan las obras de La Sagrada Familia. La basílica, la cripta y el museo están abiertos al público. Aquellos que no sufran de miedo a las alturas o de claustrofobia también pueden visitar las torres. Tome un ascensor –u opte por una larga caminata– hasta la parte superior para disfrutar de una fantástica vista sobre Barcelona. Por la noche, la Sagrada Familia está hermosamente iluminada, lo que hace que sus materiales de construcción angulares destaquen aún más, ilustrando por qué se dice que la iglesia está construida con huesos.