KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

La plaza de Peyrou

En Montpellier, donde el sol brilla casi siempre (¡300 días de sol al año!), la plaza de Peyrou es un bello lugar para refrescarse. Debido a su mayor elevación, el paseo suele disfrutar de una agradable brisa. También ofrece unas bonitas vistas del interior y la costa. Los diversos monumentos rebosan historia: el extenso parque lleva allí desde la época del Rey Sol, Luis XIV.

La construcción de la plaza empezó en 1689, y a principios del siglo XVIIIse convirtió en un lugar de reunión habitual para la burguesía de Montpellier. Las mujeres y hombres de buena posición acudían aquí a pasear bajo la sombra de las hileras de sicómoros. Hoy en día, el parque de 3 hectáreas muestra un ambiente menos señorial: es el lugar favorito de los aficionados al footing y la petanca, además de un lugar excelente para pasear al perro. Cada domingo tiene lugar un mercadillo, también con antigüedades, y por la noche, los grupos de estudiantes se juntan para tocar música a la luz de las farolas del parque.

La
La "Real" plaza de Peyrou

Montpellier

El Arco de Triunfo de Montpellier

En el medio de la amplia avenida del parque se encuentra la estatua ecuestre de Luis XIV. El Rey Sol aparece retratado con el brazo apuntando hacia los Pirineos, la región que se convirtió en parte de su imperio tras alcanzar la paz con España. Justo detrás de la estatua, fuera de la entrada del parque, se encuentra la Porte du Peyrou, un Arco de Triunfo de 15 metros de altura que data de 1691. Los bajorrelieves de este Arco de Triunfo hacen referencia a los muchos logros de Luis XIV, como la construcción del cercano Canal du Midi. La Rue Foch comienza justo detrás de la puerta. Esta elegante avenida del siglo XIX lleva directamente al centro medieval de Montpellier.

El Arco de Triunfo en honor a Luis XIV

Vista de la región Hérault

La Promenade du Peyrou se encuentra en una de las colinas sobre las que se construyó Montpellier. "Peyrou" es en realidad occitano (la lengua regional) y significa "piedra pequeña", aunque el parque se encuentra en el punto más alto de Montpellier, a 52 metros sobre el nivel del mar. Según la leyenda, los edificios de Montpellier no tenían permitido superar esta altura y, más específicamente, no podían superar la altura del brazo extendido del rey en su estatua ecuestre. Esta norma se ha respetado y el parque aún ofrece una amplia vista de la región. En la distancia, puede verse el Pic Saint-Loup, la montaña de 650 metros de alto que marca el comienzo de las Cevenas. La montaña también debe su nombre a los famosos vinos Pic Saint-Loup. Las uvas crecen en la parte inferior de las colinas y sus vinos se encuentran en cada vinoteca de Montpellier. La vista de la zona sur del parque se extiende hasta el horizonte marino, a sólo 10 km de la ciudad. Una línea de tranvía conecta a los amantes de la playa en sólo media hora desde el centro de la ciudad hasta la costa.

Vistas de la ciudad y alrededores

La antigua torre de agua y el acueducto

El Château d'Eau es otro monumento impresionante del parque. Esta fuente de agua data de 1768 y cuenta con un gran pilón de agua potable, que se rellena gracias al acueducto de 14 km. Los arcos del acueducto, de 21 metros de alto, pueden verse tras la torre. El pilón de agua suministra agua también a varias fuentes de la zona baja del parque. Desde el lateral derecho del parque, puede ver las copas verdes del Jardin des Plantes, el jardín botánico más antiguo de Francia, fundado en 1593. Cerca del jardín botánico, las torres cuadradas de la Cathédrale Saint-Pierre de Montpellier se elevan sobre los tejados de la antigua ciudad.

Créditos de fotos

  • Vistas de la ciudad y alrededores: Flickr: Eric Michiels