KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

La verdadera Cuba está desapareciendo. ¡Vaya ahora!

Desde que Barack Obama y Raúl Castro se dieran la mano en una cumbre en Panamá, Cuba se está preparando para una nueva invasión estadounidense, esta vez, pacífica. No falta mucho para que la isla caribeña se inunde de turistas estadounidenses. De momento, Cuba sigue siendo una maravillosa cápsula del tiempo en la que el progreso parece haberse detenido durante medio siglo. Visítela ahora, antes de que sea demasiado tarde.

Coloridas casas coloniales con desconchones en la pintura, brillantes coches antiguos de los años 50 que se sostienen de milagro y viejas damas que fuman puros mientras suena salsa. Estas son las imágenes que nos vienen a la cabeza cuando oímos decir 'Cuba'. Desde la dimisión de Fidel Castro, su hermano Raúl ha introducido reformas económicas drásticas: está reconectando el país a los tiempos modernos. Hasta que finalice la transición, todavía se pueden disfrutar las tres experiencias de la antigua Cuba.

Los coloridos edificios de la vieja Habana
Los coloridos edificios de la vieja Habana

La Habana

Hotel Nacional

Duerma en un hotel del gobierno histórico

Las cadenas de hoteles internacionales como Hilton e InterContinental tienen muchas ganas de volver a Cuba; sin embargo, desde la Revolución todos los hoteles son propiedad del Gobierno. El hotel estrella es el Hotel Nacional de Cuba, un gran hotel de los días de gloria del turismo cubano. Este palacio de cinco estrellas en el Malecón ha ofrecido alojamiento de lujo a Winston Churchill, Frank Sinatra, Marlene Dietrich, Ava Gardner y Errol Flynn. Hoy, el Hotel Nacional de Cuba transmite una gloria en su mayor parte marchita, pero los viajeros que aprecien la nostalgia no podrían encontrar un mejor hotel en la Habana.

+ Leer más

Ver en el mapa

Hotel Nacional de Cuba, Calle 21 y O, Vedado, La Habana,

www.hotelnacionaldecuba.com

Alquile un Cadillac clásico

A partir de las recientes reformas, se han introducido en la isla los coches chinos modernos, pero muchos Cadillacs, Buicks y Chevrolets de los años 50 todavía dominan las calles cubanas. El embargo comercial impuesto por EE.UU. impedía a los cubanos comprar coches nuevos y, por lo tanto, tenían que apañarse con los coches que tenían. Invertían sangre, sudor y lágrimas para hacer que los coches siguieran funcionando. Cerca del Capitolio, en La Habana, se puede alquilar un descapotable rosa por unos cuantos pesos (conductor incluido) y recorrer la ciudad con estilo.

+ Leer más

Recorrido con estilo

Ver en el mapa

Capitolio, Paseo del Prado, La Habana

La heladería más grande del mundo

Dese un capricho con una bola de helado socialista

Después de expulsar a todas las empresas extranjeras durante la Revolución, Fidel Castro echaba de menos su capricho favorito: el helado. Por ello, encargó la construcción de una gran fábrica de helados cerca del aeropuerto. Castro construyó un parque con un pabellón futurista justo en el corazón de La Habana que alberga la mayor heladería del mundo. Incluso aunque Coppelia tiene espacio para mil visitantes, con frecuencia se ve a personas haciendo cola durante horas en las distintas entradas para conseguir sitio.

+ Leer más

Ver en el mapa

Coppelia, Parque Coppelia, 2111 Calle L, La Habana