KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

El sudario de Turín

El sudario de Turín es probablemente la tela más controvertida del mundo. Una de las versiones cuenta que después de que Jesús muriese en la cruz, su cuerpo castigado fue envuelto en este sudario. Los científicos están de acuerdo en que esta no es la tela original; sin embargo, la historia que esconde el sudario sigue siendo interesante e invita a la reflexión. En el Museo della Sindone, el sudario se presenta como un misterio fascinante.

El museo en la cripta de la iglesia del Santo Sudario arroja luz a siglos de debate sobre la autenticidad de la tela. El sudario expuesto es realmente una copia. El "original" está guardado en la Catedral de Turín y rara vez se exhibe. Sea o no realmente el sudario original de Cristo, la antigua tela sigue teniendo un gran valor histórico (artístico).

Una valiosa falsificación

El fechado por carbono confirma que el sudario es de hace seis o siete siglos. Una edad respetable, pero que no coincide con la fecha en que murió Jesucristo. Gracias a los avances tecnológicos, los investigadores pueden indicar el origen de la tela con más precisión que nunca. El debate en torno al sudario surgió por primera vez a finales del siglo XIX, cuando se introdujeron técnicas de fotografía más precisas. El sudario parecía mostrar la impresión de un hombre con lesiones similares a lo que conocemos sobre la crucifixión. Todavía no está claro como se creó la impresión.

+ Leer más

El sudario "real" está custodiado en la Catedral

Ver en el mapa

Via San Domenico 28, Turín (con ruta andando a la Catedral)

Una vista de cerca del sudario

“El museo de la iglesia del Santo Sudario arroja luz sobre el misterio del sudario”

Teorías descabelladas

Una de las explicaciones más fascinantes de la impresión en el lienzo es que fue creada por Leonardo da Vinci. El genio del siglo XV habría usado una cámara oscura y fosfato de plata para producir un negativo, utilizándose él mismo como modelo. Según otra teoría, la tela no era el sudario de Jesús sino el de Jacques de Molay, el último Gran Maestre de los caballeros templarios. También tuvo una muerte miserable, en un momento que coincide con el fechado de carbono. Ambas teorías no son más que rumores.

Créditos de fotos

  • Una vista de cerca del sudario: Diego Barbieri, Shutterstock