KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

El símbolo de Estocolmo

El ayuntamiento es probablemente el edificio más fotografiado de Estocolmo. El edificio es especialmente fotogénico durante la puesta de sol, cuando la silueta destaca sobre el cielo rosado. El ayuntamiento está lleno de preciosos tapices, pinturas, candelabros bañados en oro y puertas de bronce. Los turistas pueden visitarlo durante todo el año, pero en diciembre se celebra aquí la lujosa gala de los Premios Nobel, solo para invitados especiales.

El Salón Azul en realidad no es azul. Cuando el arquitecto Ragnar Östberg entró en el salón mientras estaba en obras, se dio cuenta de cómo incidía la luz del sol sobre los altos muros de ladrillo y decidió dejar los ladrillos rojos al descubierto, en lugar de pintar de azul la sala. El Salón Azul, diseñado como una plaza italiana del Renacimiento, es la sala más famosa gracias a la gala de los Nobel. Sin embargo, el Salón Dorado es mucho más impresionante: la historia de Suecia está representada allí por más de 18 millones de teselas doradas que brillan y centellean con la luz.

Ayuntamiento: más de 8 millones de ladrillos rojos
Ayuntamiento: más de 8 millones de ladrillos rojos

Estocolmo

“La Cámara del Consejo se parece a una casa comunal típica de la época vikinga”

La reina del lago Mälaren

El ayuntamiento de Estocolmo es, ante todo, un lugar de trabajo con 200 oficinas para los funcionarios y una Cámara del Consejo. Sin embargo, la Cámara del Consejo no es una sala de reuniones común y corriente: está revestida de madera y cuenta con maravillosas decoraciones en las paredes y vigas expuestas. El espacio recuerda a las casas comunales vikingas donde solían reunirse los líderes tribales. Otra de las características del ayuntamiento es que el Salón Azul cuenta con el órgano más grande del norte de Europa con 10.000 tubos, y el Salón Dorado tiene un mosaico enorme de “La reina del lago Mälaren” (el antiguo apodo de Estocolmo). Suba a la torre de 106 metros de altura – que culmina en tres coronas doradas, símbolo heráldico de Suecia – para disfrutar de una vista espectacular de las 14 islas de Estocolmo.

El Salón Dorado: la reina del lago Mälaren

Stadshuskällaren: todos los menús de los Premios Nobel desde 1901

Marie Curie tomó como entrante un caldo de tortuga, Winston Churchill se dio un festín de asado de venado con puré de castañas y Pablo Neruda dio buena cuenta de un soufflé glacé con Grand Marnier. El chef que prepara el banquete anual de los Nobel para 1.300 invitados trabaja en el restaurante Stadshuskällaren. Aquí podrá probar un poco de cada menú Nobel desde 1901 y todo servido en la vajilla oficial de los Premios. El restaurante, situado en el sótano abovedado del ayuntamiento, también prepara clásicos platos suecos con un toque contemporáneo.

La vista desde la torre de 106 metros

Créditos de fotos

  • El Salón Dorado: la reina del lago Mälaren: bozulek, Shutterstock