KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

La Tumba al soldado desconocido

La Tumba al soldado desconocido de Varsovia se encuentra en los restos del Palacio Saxon que una vez albergó el Ministerio de Guerra de Polonia. El monumento está dedicado a los soldados que murieron en el anonimato luchando por su país. Fue fundada en 1925 en honor a aquellos que defendieron Polonia en la Primera Guerra Mundial y en la Guerra polaco-soviética.

La tumba contiene los restos de un soldado desconocido, un chico de unos 20 años que murió defendiendo la ciudad de Lwów (Leópolis). Jadwiga Zarugiewiczowa, una madre que había perdido a su hijo en condiciones similares, fue escogida para seleccionar qué soldado desconocido se convertiría en símbolo, ella señaló uno de los tres ataúdes que habían sido desenterrados en Lwów para este propósito. Junto a la tumba se encuentran las urnas con tierra de diversos campos de batalla. Además, en el lugar hay una llama eterna siempre encendida y un guardia de honor.

Una galería solitaria

El monumento está ubicado en la galería que una vez conectó las dos alas simétricas del Palacio Saxon. Este solía ser uno de los edificios más prominentes de la ciudad, pero al final de la Segunda Guerra Mundial la Wehrmacht alemana lo destruyó casi complemente durante el contraataque. Aunque aún hay planes de restaurar el palacio completo a su antigua gloria, al igual que otras partes de la ciudad que fueron destruidas en la guerra, por ahora los trabajos se han limitado a la galería que alberga la tumba. La reapertura del monumento tuvo lugar el 8 de mayo de 1946. En aquel momento, se añadieron las urnas con tierra de 24 campos de batalla.

+ Leer más

El monumento de Plaza Pilsudski

Ver en el mapa

Plaza Józefa Piłsudski

El monumento de noche

Una iniciativa social

En 1923, un grupo de residentes dejaron una losa de piedra fuera del Palacio Saxon para recordar a los soldados desconocidos que habían muerto en la Primera Guerra Mundial y la subsiguiente Guerra polaco-soviética (1919-1921). Esto fue parte de una “moda”: tras finalizar la Primera Guerra Mundial en 1918, por primera vez en la historia, empezaron a erigirse monumentos en todas partes en honor del Soldado Desconocido. La iniciativa caló en el General Władysław Sikorski, quien se aseguró de que los dos siguientes años se realizara una cuidadosa planificación para crear un monumento que formaría parte del Palacio. El monumento se inauguró el 2 de noviembre de 1925: el ataúd con el cuerpo del soldado desconocido escogido fue llevado a la Catedral de San Juan para celebrar un funeral. Después fue enterrado en el monumento.

Guardia de honor

Créditos de fotos

  • El monumento de Plaza Pilsudski: Pawel Szczepanski, Shutterstock
  • Guardia de honor: Hans, Flickr