KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Los tesoros del Casco Viejo

La ciudad de Panamá destaca entre otras ciudades latinoamericanas por su centro de estilo moderno, aunque esto no significa que la ciudad carezca de historia. En el otro extremo de la ciudad se encuentra el antiguo distrito de Casco Viejo, fundado en 1671. Casco Viejo es uno de los barrios con más encanto de la ciudad de Panamá, con catedrales, museos, restaurantes y clubs de jazz.

Plaza de la Francia es el lugar perfecto para comenzar a explorar el Casco Viejo; desde la antigua plaza se pueden ver tanto la bahía como los rascacielos. La plaza y el obelisco se construyeron como tributo a la contribución francesa al Canal de Panamá, y en particular a los trabajadores que fallecieron durante su construcción. Muchos de ellos sucumbieron a la fiebre amarilla y la malaria. Esto puede resultar algo macabro, pero la visita a las antiguas mazmorras resulta bastante interesante; hoy en día, albergan tiendas y restaurantes.

Pescado fresco en el mercado

El Mercado de Mariscos: el mejor marisco fresco

El Mercado de Mariscos es en sí una atracción. Gambas, atún, besugo y pulpo: en este mercado encontrará los productos más frescos a un precio estupendo. También se puede comprar el pescado abajo en el mercado y luego subirlo al restaurante donde prepararán una deliciosa comida. Es un destino popular entre los locales, de modo que suele haber cola. Mientras espera puede disfrutar de un plato de ceviche: pescado crudo marinado con jugo de lima.

Un destino popular para bodas

La Iglesia de San José es uno de los destinos más famosos para celebrar una boda panameña. Puede que la historia del altar dorado tenga algo que ver. Se cuenta que en el s. XVII se trasladó el altar desde otra iglesia en Panamá Viejo a Casco Viejo. Un cura pintó el altar de negro para evitar que el pirata Henry Morgan se llevara este tesoro de la ciudad de Panamá.

El altar dorado de la Iglesia de San José
Plaza Bolívar

Cerveza y ceviche en Ciao Pescao

La plaza Bolívar cuenta con un restaurante muy singular: el Ciao Pescao. El menú se compone básicamente de dos artículos: cerveza y ceviche. Se pueden degustar más de 12 tipos diferentes de ceviche y el dueño ofrece más de 30 clases de cerveza. Si no le gusta la cerveza también puede elegir entre 7 variedades de mojitos preparados con fruta de la región.

Jazz en el restaurante Las Bóvedas

En el Casco Viejo a medida que avanza la noche, las calles se llenan de vida, especialmente los fines de semana. No hace falta ir a una discoteca para disfrutar de buena música, ya que muchos lugares ofrecen música en vivo las noches de viernes y sábado, no solo en el interior de los locales, sino también en la calle. Si le apetece escuchar buen jazz, visite el famoso restaurante Las Bóvedas. El local forma parte de la muralla de la vieja ciudad, un escenario fantástico para la excelente banda panameña de jazz que actúa aquí todos los viernes.

Las Bóvedas

Créditos de fotos

  • El altar dorado de la Iglesia de San José: Rita Willaert, Flickr
  • Plaza Bolívar: I Bird 2, Flickr
  • Las Bóvedas: Jasperdo, Flickr