KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Los tesoros del Museo Nacional

El Museo Nacional de Dar es Salaam es uno de los cinco museos que integra el Museo Nacional de Tanzania. Es un lugar ideal para iniciar el descubrimiento de la capital y del país; este museo refiere la historia de esta parte de África, así como la de toda la humanidad.

En el momento de su inauguración, el museo rindió homenaje a la memoria del rey Jorge V de Gran Bretaña, que fue el dirigente oficial del estado de Tanganica, colonia británica predecesora de la actual Tanzania. Apenas queda nada de la exposición original dedicada al rey. Entre los objetos más importantes destacan actualmente un Rolls Royce presidencial y una colección de fósiles de millones de años de antigüedad. Asimismo, el museo abarca el largo periodo en el que la antigua Persia desempeñó un papel fundamental en la costa este africana.

El Rolls Royce presidencial

El coche más sofisticado de los 60

Cuando en diciembre de 1961 Tanzania obtuvo la independencia, el gobierno británico obsequió al presidente de este nuevo país con un Rolls Royce. Se trataba del modelo Phantom V State Landaulette, del que tan solo se habían fabricado cinco ejemplares. Disponía de un techo retráctil, para que así el presidente Julius Nyerere Kamba y sus invitados pudieran saludar a las gentes en la calle. Los dos presidentes siguientes también hicieron buen uso del coche de lujo que, como formaba parte del patrimonio nacional, fue donado más tarde al museo, en el año 2000.

Los fósiles de la Garganta de Olduvai

La Garganta de Olduvai, un cañón de 50 kilómetros de largo, se encuentra en el norte de Tanzania. Se le conoce como la cuna de la humanidad y es uno de los sitios paleoantropológicos más importantes. Los arqueólogos británicos Louis y Mary Leakey, junto con su familia, descubrieron una gran variedad de fósiles de origen humano. Los más antiguos son de hace dos millones de años y nos han ayudado a entender la evolución de la humanidad. Mary Leakey descubrió en 1959 el vestigio más famoso del museo: un cráneo del Paranthropus bosei, una especie (extinta) de homínido.

Paranthropus boisei
Kilwa Kisiwani

Kilwa, la ciudad-estado

La isla de Kilwa Kisiwani ha tenido un papel clave en la historia de Tanzania. Del siglo XIII al XVI, los comerciantes persas fundaron en ella una ciudad-estado. Fue aquí donde se mezclaron las culturas de los comerciantes y de las tribus Bantu, procedentes del continente, para formar la cultura swahili, que sigue siendo característica de Tanzania. El museo también exhibe muchos hallazgos arqueológicos de este periodo, conocido como la época shirazi. Los guías estarán encantados de ofrecerle más información sobre las exposiciones.

Créditos de fotos

  • El Rolls Royce presidencial: Flickr: Nokem
  • Paranthropus boisei: Flickr: James St. John