KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

El vibrante corazón de Kiev

Durante siglos, la Plaza de la Independencia ha sido el vibrante corazón de Kiev y el lugar más emblemático del país. Aquí es donde han tenido lugar las revoluciones (la última en 2014), se han celebrado las victorias y se han organizado festivales y aún hoy en día se sigue haciendo. Los amigos quedan al lado del Monumento de la Independencia, los niños juegan en la fuente y las soleadas terrazas siempre atraen a la multitud.

A la Maidan Nezalezjnosti (Plaza de la Independencia) a menudo la llaman simplemente Maidan, "la plaza". La planta superior del enorme Hotel Ukrayina ofrece las mejores vistas: a la izquierda se encuentra el conservatorio, a la derecha el auditorio, y en el centro se erige el Monumento a la Independencia, de 40 metros de alto, coronado por una representación de la diosa eslava Berehynia. Detrás del monumento se encuentra una fuente con esculturas heroicas que representan a los 4 fundadores de la ciudad y una réplica de la puerta de la ciudad con el arcángel Miguel. La plaza de la ciudad está llena de simbolismo.

Maidan, el vibrante corazón de Kiev
Maidan, el vibrante corazón de Kiev

Kiev

“Los múltiples cambios de nombre de la plaza ilustran la turbulenta historia de Kiev.”

De pantano a campo de batalla

La Plaza de la Cruz, la Plaza del Parlamento, la Plaza Soviética, la Plaza de Kalinin, la Plaza de la Revolución de Octubre y finalmente, la Plaza de la Independencia: los múltiples cambios de nombre de la plaza nos relatan el pasado Kiev, así como la turbulenta historia de Ucrania. A comienzos del siglo XIX, la zona no era más que un pantano: las primeras casas se construyeron en torno a 1830. Durante la Revolución Industrial, Kiev experimentó un rápido crecimiento y la plaza se convirtió en el centro comercial de la ciudad. En la Segunda Guerra Mundial, la plaza fue totalmente destruida y reconstruida desde cero. En 1991, Ucrania logró la independencia de la Unión Soviética y la plaza fue renombrada como la Plaza de la Independencia. Después de las controvertidas elecciones presidenciales de 2004, la Plaza de la Independencia se convirtió en el epicentro de la Revolución Naranja: una serie de manifestaciones y protestas que siguieron a los cuestionados resultados electorales. 10 años más tarde la lucha entre los simpatizantes prorrusos y proeuropeos se intensificó de nuevo; en febrero de 2014 cuando docenas de personas fueron asesinadas y cientos fueron heridas en la Maidan.

Barricadas en la Plaza de la Independencia

Durmiendo cerca de la plaza

El edificio más sorprendente de la Plaza de la Independencia es el Hotel Ukrayina; fue construido en 1961 y durante muchos años se le ha conocido como Moskva. Fue diseñado como un palacio con un estilo arquitectónico estalinista. Sin embargo, el líder soviético Khrushchev ordenó que se retirasen todas las decoraciones innecesarias del edificio: la enorme entrada con las columnas de mármol fue suprimida e innumerables estatuas, relieves y la enorme estrella roja del techo fueron retirados. Para muchos, la enorme caja cuadrada de hormigón es una monstruosidad. Hay planes para demoler el edificio, pero de momento todavía puede reservar una habitación allí. Por 50 euros puede dormir en una habitación de cuatro estrellas con una vista de cinco estrellas a la Plaza de la Independencia.

La caja cuadrada estalinista: Hotel Ukrayina

Créditos de fotos

  • La caja cuadrada estalinista: Hotel Ukrayina: Clay Gilliland, Flickr