KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

La muralla más larga del mundo

La Gran Muralla China serpentea entre desiertos y llanuras, sobre montañas y mesetas como un dragón chino. Se calcula que la estructura ronda los 8.852 kilómetros. No todas las partes de la Gran Muralla se han conservado en buenas condiciones y se nota que han pasado miles de años de historia. Pekín es un gran punto de partida para visitar tanto las partes restauradas como las más auténticas de la Gran Muralla.

El punto situado más al oeste de la Gran Muralla se encuentra cerca de Jiayuguan, en el corazón del desierto de Gobi, y finaliza en el Mar de China Oriental, a unos 2300 kilómetros de distancia. De hecho, no hay sola una Gran Muralla. Hay varias. La primera parte se construyó en el siglo VII a.C., y varias dinastías chinas se encargaron de ampliarla, tanto como medida de defensa contra las invasiones del norte como para fortalecer el prestigio de los emperadores.

La Gran Muralla se desliza entre varias montañas
La Gran Muralla se desliza entre varias montañas

Pekin

Concurrida pero de una gran belleza

Badaling y el Museo de la Gran Muralla China

La parte de la muralla de Badaling está excelentemente restaurada. A esta parte, que data de la Dinastía Ming, puede llegar con facilidad desde Pekín, porque se encuentra a 70 kilómetros de distancia del centro de la capital china. La parte negativa de encontrarse tan cerca de Pekín es que puede estar bastante masificado, pero si tiene suficiente energía, siga andando hacia el este o el oeste, y la multitud habrá desaparecido. En Badaling también encontrará un Museo de la Gran Muralla China, centrada en la construcción de la Gran Muralla y la historia de las dinastías.

El intacto Jinshanling

Una de las partes que mejor se conserva de la Gran Muralla es la que se encuentra junto a Jinshanling, a 125 kilómetros al nordeste de Pekín. A lo largo de 10 kilómetros, se pueden seguir admirando algunas características originales. Como se ha decidido mantener esta parte en su estado original, puede que tenga que escalar un poco. Es posible pasar la noche en el pueblo, que acoge la Maratón anual de la Muralla China en mayo.

+ Leer más

Una parte auténtica de la muralla en Jinshanling

El experto corredor

William Lindesay, geógrafo y geólogo británico, corrió 2.470 kilómetros por la Gran Muralla en 1987, recorriendo toda esta distancia en solitario. Lleva investigando la Gran Muralla desde entonces, y en 2011 lideró una expedición a Mongolia, donde descubrió una parte de la Gran Muralla que había sido relegada al pasado desde la época de Genghis Kahn Lindesay también organizada tours de aventura por la muralla para todos aquellos interesados.

Donde la muralla y el mar se unen

Muralla junto al mar

La Gran Muralla se encuentra con el Golfo de Bohay, en la parte norte del Mar de China Oriental, en Shanhaiguan. A unos 300 kilómetros de Pekín, puede llegar a este bello emplazamiento en tren “exprés”, que tarda unas dos horas y media. Esta parte del Gran Muralla se construyó durante la dinastía Ming, y se extiende unos 20 metros en el mar. Para los oriundos, se trata de un dragón que bebe del agua, por ello su nombre: Laolontou (cabeza de viejo dragón).

+ Leer más

Ver ubicación en el mapa

Laolongtou, a 5 kilómetros al sur de Shanhaiguan, provincia de Hebei

Créditos de fotos

  • Concurrida pero de una gran belleza: Louise Cukrov, Shutterstock
  • Donde la muralla y el mar se unen: Toby Simkin, Flickr