KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

En lo alto de la Space Needle

El elemento más característico del horizonte de Seattle es, sin duda, la futurista torre Space Needle. Este “OVNI zancudo” lleva vigilando la ciudad desde 1962 y es un icono internacional. Tome el ascensor hasta la parte superior para disfrutar de unas vistas de 360º de la “ciudad esmeralda”.

Al igual que la torre Eiffel de París, la Space Needle de Seattle es un vestigio de una feria mundial, en este caso la Exposición Universal de 1962. Su diseño se revisó en múltiples ocasiones y el arquitecto John Graham acabó convirtiendo el modelo de globo en un platillo volador.

La torre Space Needle domina el horizonte de Seattle
La torre Space Needle domina el horizonte de Seattle

Seattle

“Irónicamente, al primer director de la Space Needle le daban miedo las alturas”

Una maravilla futurista

La Space Needle fue construida en tiempo récord. Solo se tardaron 400 días en construirla y sus obras finalizaron 4 meses antes de la inauguración oficial de la Exposición. Aunque ahora la aguja es blanca, originariamente era naranja, o “dorado galaxia” como se llama también el color. La Space Needle forma parte del Seattle Center, un parque lleno de atracciones construido para la Exposición Universal. El monorraíl también es un vestigio de la exposición y conecta el centro de la ciudad con el Seattle Center. Sigue siendo la forma más fácil de llegar a la famosa Space Needle.

Una cena de altura

Un ascensor de alta velocidad lleva a los visitantes a la plataforma de observación situada a 160 metros donde puede disfrutarse de magníficas vistas de 360º de la ciudad, desde el monte Rainier hasta los rascacielos o las brillantes aguas del estrecho de Puget. Varias pantallas interactivas proporcionan información sobre los alrededores. Cuenta incluso con una pantalla con un vídeo que muestra cómo incide la luz sobre el paisaje urbano en cualquier momento del día.

El restaurante SkyCity es el lugar ideal para tomar un brunch o almuerzo espectaculares o para disfrutar de una cena romántica. No tiene que preocuparse por elegir la mesa con las mejores vistas porque el restaurante va girando lentamente, por lo que podrá disfrutar de una vista fantástica detrás de otra mientras come. Lo que sí puede ser difícil es encontrar de nuevo su mesa después de ir al baño. Tenga en cuenta que los clientes del SkyCity no tienen que pagar la entrada para la plataforma de observación.