KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Ayuntamiento neogótico victoriano

En el ayuntamiento de Manchester, uno de los mejores ejemplos de la arquitectura neogótica victoriana, se rodaron películas como Sherlock Holmes y La dama de hierro. Es el máximo exponente arquitectónico de la ciudad y uno de los edificios preferidos de sus habitantes. Visitar este ayuntamiento es como volver al apogeo de la Revolución Industrial.

A mediados del siglo XIX, Manchester era una de las ciudades industriales más importantes del mundo. El dinero fluía y la ciudad subía como la espuma. Sin duda, a la ciudad le convenía un ayuntamiento palaciego que reflejase su prosperidad y estatus. Para decidir su diseño, se celebró un concurso que ganó Alfred Waterhouse, maestro de la arquitectura neogótica. 10 años, 14 millones de ladrillos y 1 millón de libras más tarde, Manchester tenía un castillo de cuento de hadas con torres, gárgolas, florituras victorianas y una planta triangular.

Un castillo neogótico de cuento de hadas
Un castillo neogótico de cuento de hadas

Manchester

““El edificio gótico más impresionante de Europa””

Abejas ocupadas en las teselas del suelo

El diseño de Waterhouse era práctico y a la vez salvaje. El interior cuenta con frescos, lámparas de araña, elevadas ventanas en forma de arco con vidrieras, galerías abovedadas, majestuosas escaleras de caracol, estatuas de mármol y suelos teselados con ajetreadas abejas, símbolo del duro trabajo de los obreros de la ciudad. El centro del complejo, alrededor del que se erigen el resto de edificios formando un triángulo, es el Gran Vestíbulo, que mide 15 x 30 metros. Los Murales de Manchester son particularmente famosos. Estos 12 frescos de Ford Madox Brown están dedicados a la gloriosa historia de la ciudad. John Ruskin, el crítico de arte más influyente de la época, dijo del Gran Vestíbulo que era “la obra gótica más impresionante de Europa”. Desde fuera, la pieza más imponente es el campanario. No menos de 173 pasos llevan a lo alto de esta torre de 87 metros, en la que 23 campanas de bronce anuncian la hora haciendo bastante ruido. Debajo de ellas está la campana de ocho tonos "Gran Abel", que debe su nombre al alcalde que inauguró el ayuntamiento en 1877.

El Gran Vestíbulo

Frankenstein en Manchester

Aunque no haya estado en Manchester, su ayuntamiento puede resultarle familiar. Eso es por su extraordinario parecido con el Palacio de Westminster en Londres. Puesto que no es posible rodar allí, el ayuntamiento de Manchester se utiliza para recrear el Palacio. En 2009, Robert Downey Jr. y Jude Law recorrieron sus vestíbulos en la película Sherlock Holmes. Dos años después, Meryl Streep debatía en él interpretando a Margaret Thatcher en La dama de hierro. Y en 2014, Daniel Radcliffe (famoso por interpretar a Harry Potter) deambulaba por Albert Square y el patio victoriano en el papel de Igor en Frankenstein, que llegará a las salas en 2015.

Ayuntamiento de Manchester

Créditos de fotos

  • El Gran Vestíbulo: Steve Parkinson, Flickr