KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Visitar a la reina

Amalienborg, en el mismísimo centro de Copenhague es la residencia de invierno de la familia real danesa. El complejo cuenta con cuatro palacios y es un fantástico ejemplo del popular estilo rococó danés. Dos de los palacios están abiertos al público. Amalienborg está protegido por la guardia real y el cambio de guardia diario atrae a cientos de espectadores de las calles de Copenhague.

Los edificios datan del 1750 y se construyeron para conmemorar el 300 aniversario de la monarquía. Sus terrenos se otorgaron a cuatro nobles que decidieron levantar cuatro palacios idénticos. Los edificios los diseñó el arquitecto Nicolai Eigtved y tres de ellos deben su nombre a estos nobles. El cuarto palacio lleva el nombre de la Condesa Anna Sophie Schack, puesto que uno de los nobles, Løvenskiold, se vio forzado a vender su palacio.

La residencia de la reina

Cuando Christiansborg, la antigua residencia real, se incendió en 1794, el rey Cristián VII y su familia tuvieron que buscar un nuevo hogar. Se mudaron al Palacio Moltke y al Palacio Schack. El Palacio de Moltke se encuentra en el ala oeste de Amalienborg y, por tanto, lleva el nombre del rey. Ahora, es la residencia de invitados y se abre al público cuando no hay nadie. La reina Margarita II reside en el Palacio Schack, que conforma el ala sur.

Los otros 2 palacios también se convirtieron rápidamente en residencias reales. El ala norte la compone el Palacio Levetzau, cuya planta baja aloja un museo y la biblioteca de la reina Margarita. En la planta alta se encuentra el apartamento del príncipe Joaquín. El príncipe Federico y su familia tienen su residencia en el Palacio Brockdorff, situado en el ala este de Amalienborg.

Aunque tras el incendio se construyó un nuevo Christiansborg, la familia real prefirió quedarse en Amalienborg. Desde ese momento, el palacio se convirtió en la residencia oficial de la familia real. Dos de los cuatro palacios están abiertos al público: el Palacio Levetzau y el Palacio Moltke. En su interior, puede admirar reliquias de los reyes, muebles únicos, tapices y retratos. Allí se celebran exposiciones especiales sobre la familia real danesa durante todo el año.

+ Leer más

Ver en el mapa

Amalienborg Slotsplads, 1257 København K, Dinamarca

Amalienborg visto desde la plaza octogonal
Cambio de guardia

Cambio de guardia

‘Den Kongelige Livgarde’ (el Guarda de la vida de los reyes) protege Amalienborg día y noche. Todos los días a las 11:30 de la mañana, los guardias caminan desde el castillo Rosenborg hasta Amalienborg, donde al medio día tiene lugar el cambio de guardia: una ceremonia impresionante. Los guardas visten un uniforme de colores brillantes y llevan sombreros de piel de oso. Mire si la bandera ondea en el Palacio Schack. Si es así, es que la reina Margarita está en casa y que el cambio se acompaña con música.

Créditos de fotos

  • Cambio de guardia: Doris Ziegeldorf, 123rf