KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Paseando por las sinuosas calles de Bilbao

Una ciudad casi olvidada por los habitantes y en el pasado ignorada por los visitantes; Bilbao cuenta con un hermoso casco histórico medieval en la orilla derecha del río Nervión. En la actualidad, este laberinto de estrechas calles sinuosas está lleno de tiendas modernas, deliciosos bares de tapas y terrazas soleadas. Encuentre su lugar favorito bajo la sombra de las plazas o a lo largo del río.

En la década de 1990, el Casco Viejo seguía siendo el territorio de drogadictos y mendigos. Pero al igual que al resto de la ciudad, su casco viejo ha vuelto a renacer gracias a la inauguración del museo Guggenheim de Bilbao y a la consiguiente afluencia de turistas. El corazón del casco viejo está formado por las Siete Calles, que se encuentran entre la Catedral Gótica de Santiago y el serpenteante río, justo en el lugar donde Bilbao fue fundada. A continuación, le presentamos tres sugerencias para pasar una tarde divertida en el Casco Viejo (o sobre él).

La romántica estación de tren de Concordia

Un elegante romance a lo largo del río

A lo largo del río todavía quedan algunos vestigios del periodo de la Belle Époque. El Teatro Arriaga fue construido en 1890 tomando como modelo la Ópera de París; reserve con antelación una visita o asista a algún espectáculo. La Estación de la Concordia, de 1902, es probablemente la estación de tren más romántica del mundo, con una fachada de azulejos de colores y hierro forjado que le brinda un aspecto elegante. Realice una visita a primera hora de la mañana al cautivador y moderno Mercado de la Ribera, de 1929, para ver a los pescadores pregonar de forma teatral su pesca del día.

Un plato lleno de pintxos en la Plaza Nueva

Somera, Artecalle, Tendería, Belosticalle, Carnicería Vieja, Barrencalle y Barrencalle Barrena: las Siete Calles ya suenan bien en español, pero en euskera se vuelven aún más exóticas. La quinta calle se convierte de repente en Harategi Zahar kalea. Esta parte de la ciudad, especialmente alrededor de la Plaza Nueva, está llena de bares de tapas, aunque allí se llaman de otra manera. En el país vasco la gente no come tapas sino pintxos, obras de arte culinarias servidas con un pincho. En el café-bar Bilbao podrá pedir un plato con cada pintxo del menú por 20 euros. ¡Buen provecho!

No son tapas sino pintxos en el País Vasco
Sumérjase en el ambiente de las plazas de Bilbao
Tome el ascensor para disfrutar de unas hermosas vistas

Más y más alto

Bilbao es bastante plana a lo largo de las orillas del río, pero el resto de la ciudad tiene bastantes pendientes, así que no tendrá que ir muy lejos para disfrutar de unas excelentes vistas de la ciudad. Tome el ascensor hacia la parte alta de la ciudad desde la plaza detrás de la Iglesia de San Nicolás para disfrutar de las hermosas vistas del Casco Viejo con un telón de fondo de verdes montañas. La Basílica de Nuestra Señora de Begoña, a quince minutos andando, alberga en su interior al Santo patrón de Bilbao. Un antiguo funicular sube rechinando hasta la parte alta de Artxanda, donde podrá disfrutar de unas vistas más amplias y a más altura.

Créditos de fotos

  • Sumérjase en el ambiente de las plazas de Bilbao: Botond Horvath, Shutterstock