KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

El estilo occidental en Glover Garden

Nagasaki está lleno de influencias occidentales, pero uno de los ejemplos más bellos es Glover Garden. Este jardín, lleno de casas mercantiles de estilo inglés, se extiende sobre una colina con extraordinarias vistas a Nagasaki. El jardín recibe su nombre en honor de Thomas Glover, un mercader escocés que se estableció en Nagasaki en 1859.

Glover vino a Nagasaki para llevar el puesto de comercio británico recién abierto, pero poco después estableció también su propia empresa: Glover and Co. Además, se involucró en la fundación de diversas empresas que luego formarían la base de la multinacional Mitsubishi y la cervecera Kirin. En 1863, construyó la Glover House en la colina Minami-Yamate, con la extensa vista de la bahía de Nagasaki.

El verde Glover Garden

El fin de Sakoku

En 1858, Japón sufrió una verdadera invasión europea. Este fue el último año del periodo Sakoku, periodo durante el cual Japón se cerró herméticamente al mundo occidental en un intento de mantener a raya el comercio internacional y la temida religión cristiana. Durante más de 200 años, Japón se había cerrado al mundo exterior. La única puerta de atrás de entrada era Nagasaki, permitiendo que los portugueses y los holandeses comerciaran en la isla de Dejima. Cuando el periodo Sakoku terminó en 1858, Nagasaki designó varias localidades en las que los extranjeros podían establecerse, incluyendo Minami-Yamate, donde Thomas Glover construyó esta casa.

Una casa occidental con tejado japonés

Hoy en día, la casa de Thomas Glover es la casa de madera de estilo occidental más antigua de Japón y atrae cerca de 2 millones de visitantes al año. La arquitectura es una mezcla de elementos occidentales y japoneses. Las ventanas son francesas, la veranda es de estilo italiano y las chimeneas son británicas. Sin embargo, el tejado es típicamente japonés. En Glover Garden también podrá admirar las casas de otros comerciantes europeos, como la Ringer House y la Walker House. Asegúrese también de hacer una parada en el Freedom Café; aquí podrá disfrutar de una taza de café mientras se envuelve del ambiente de la Nagasaki del siglo XIX.

Vista del puerto desde Glover Garden
La iglesia católica de Oura

Iglesia de los comerciantes

Minami-Yamate ofrece muchos otros tesoros occidentales. Combine una visita a Glover Garden con un recorrido por la iglesia católica de Oura, a mitad de camino de la colina. La iglesia fue construida en 1864 para la comodidad de la comunidad creciente de comerciantes occidentales y es la iglesia de madera de estilo gótico más antigua de Japón. También es conocida como “La iglesia de los 26 mártires”, en memoria de los 26 cristianos que fueron ejecutados en la colina de Nishizaka en 1597, dando un claro mensaje a la gente de Nagasaki: La cristiandad no era tolerada allí.