KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Buceo entre pecios en Bali

El buceo entre restos de naufragios es una de las formas más populares de practicar este deporte. Los barcos hundidos en el fondo del mar evocan imágenes de mares enfurecidos, tragedias y tesoros ocultos. No es una casualidad que los restos del Liberty, frente a las costas de Tulamben, en la costa este de Bali, atraigan tanto a buceadores principiantes como experimentados de todos los rincones del mundo. La vida marina alrededor de un naufragio es extraordinaria.

Las rayas de puntos azules, las caballas y los peces payaso son solo algunas de las 300 especies de peces de arrecife que podrá contemplar al bucear alrededor del Liberty. A menudo, los pecios son el único objeto sólido en una gran área del lecho marino, por lo que muchas animales y crustáceos son atraídos por este. Las condiciones de la zona donde se encuentra el Liberty son perfectas para los buceadores: corrientes suaves, agua templada y buena visibilidad. Algunas partes del buque están a solo 5 metros de la superficie, de modo que también es posible hacer esnórquel aquí.

Titanic, lleno de sol y peces

El Liberty, un vestigio de la Segunda Guerra Mundial, lleva 50 años descansando en el fondo del mar. El barco fue torpedeado por un submarino japonés en 1942 y después encalló en Tulamben. Una erupción volcánica en 1963 inclinó lateralmente el Liberty y lo hundió en el mar. No es seguro entrar en todas las partes del barco porque no está completamente intacto. Sin embargo, en muchas partes de su interior sentirá como si realmente estuviera nadando dentro de un barco. Los camarotes bajo el agua evocan imágenes de la película Titanic, a excepción de los muebles, que en este caso lamentablemente se han perdido.

“Los restos de los barcos suelen permanecer en el fondo del mar durante cientos de años.”

Buceo entre pecios en Tulamben

Nadando con jureles gigantes

El suelo volcánico negro, la luz del sol y las cristalinas aguas de Bali garantizan unos 25 metros de visibilidad bajo el agua. A menos que nade entre un banco de jureles gigantes moviéndose como un torbellino alrededor del naufragio, todo lo que verá es una nube de peces plateados. Los jureles gigantes están acostumbrados a los buceadores por lo que, si se aproxima al banco desde abajo, seguirán nadando sin inmutarse. Es una sensación increíble, ¡es como formar parte del banco durante un instante!
Banco de jureles gigantes

Buceo con guía

Es imposible no darse cuenta de que la vida en Tulamben gira alrededor del buceo. Hay escuelas de buceo por toda la costa, donde puede alquilar el equipo y salir de excursión para bucear. Aunque los restos del Liberty son accesibles, los buceadores principiantes lo disfrutarán más si van con un guía. Los guías conocen los restos como la palma de su mano y le pueden mostrar las mejores partes. Es posible que hasta se tope con barracudas, grandes lubinas y tortugas.
Contemplando tortugas