KLM uses cookies.

KLM’s websites use cookies and similar technologies. KLM uses functional cookies to ensure that the websites operate properly and analytic cookies to make your user experience optimal. Third parties place marketing and other cookies on the websites to display personalised advertisements for you. These third parties may monitor your internet behaviour through these cookies. By clicking ‘agree’ next to this or by continuing to use this website, you thereby give consent for the placement of these cookies. If you would like to know more about cookies or adjusting your cookie settings, please read KLM’s cookie policy.

Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Zócalo: el centro de la Ciudad de México

El Zócalo fue en su época el centro de la sociedad azteca; y, en la actualidad es el centro de la Ciudad de México. En esta enorme plaza, los habitantes de la metrópoli se reúnen para realizar actividades culturales, celebraciones o manifestaciones. Al atardecer, esta plaza es un lugar agradable para dar un paseo o para disfrutar del típico burrito mexicano que cuesta menos de un euro.

En realidad, el nombre oficial de esta plaza es Plaza de la Constitución. El apodo de Zócalo, que significa «pedestal» o «base», nació en el siglo XIX. El plan original, que consistía en construir un monumento a la independencia en la plaza, no llegaba a convencer y el pedestal, ya construido, se quedó solo y abandonado. Con 57.600 metros cuadrados, el Zócalo es una de las plazas más grandes del mundo.

Centro azteca

El Zócalo es el lugar perfecto para empezar a visitar Ciudad de México. La plaza está rodeada de numerosas atracciones turísticas, como la Catedral Metropolitana y el Palacio Nacional, el palacio presidencial, que merece la pena visitar. El actual palacio se sitúa en el mismo sitio en el que se situaba el palacio azteca del gobernador Moctezuma II en el siglo XVI. Muchas de las piedras del palacio azteca se usaron para construir el Palacio Nacional. Muchos visitantes acuden a este lugar para ver los inmensos e impresionantes murales del artista mexicano Diego Rivera, pintados entre 1929 y 1935. Los murales representan la historia de México: desde la llegada del dios azteca Quetzalcoatl hasta el periodo que transcurre después de la Revolución mexicana de 1910.

Palacio Nacional
La bajada de La Bandera

La espectacular ceremonia de la bandera

La izada y la arriada de La Bandera, que ondea durante todo el día en el centro del Zócalo, es un importante acontecimiento. Cada mañana a las 8 los soldados izan la bandera y, al anochecer, la vuelven a arriar. La ceremonia consta de un espectáculo de tambores, trompetas y un desfile de soldados. Desde el tejado de la Catedral Metropolitana se obtienen las mejores vistas de esta ceremonia.

Bailarinas y pelonas

Además de todas las atracciones, el Zócalo es una divertida y viva plaza. Los bailarines aztecas suelen actuar aquí. Con tocados de plumas de colores, realizan un baile auténtico de la época azteca (desde 1200 hasta 1530 aproximadamente). La plaza también está rodeada de innumerables sitios para cenar donde sirven tacos, tortillas o pelonas (un sándwich crujiente que contiene carne, judías y salsa).

Bailarines aztecas en el Zócalo

Créditos de fotos

  • La bajada de La Bandera: PSHAW-PHOTO, Shutterstock
  • Bailarines aztecas en el Zócalo: ChameleonsEye, Shutterstock