Parece que su buscador no está actualizado.
Para utilizar de forma segura todas las características de KLM.com, le aconsejamos actualizar su buscador o elegir otro distinto. Si continúa con esta versión, algunas páginas del sitio web no se mostrarán correctamente o no lo harán en absoluto. Además, la seguridad de su información personal estará mejor salvaguardada con un buscador actualizado.

 

Una visita al Tierpark Hagenbeck

Comenzó con una colección de focas en 1848 y llegó a convertirse en uno de los zoos más bellos de Alemania. Los visitantes del Tierpark Hagenbeck de Hamburgo podrán ver de cerca elefantes, orangutanes, leones marinos, tigres siberianos y muchas otras especies de animales. Sus magníficos hábitats le trasladarán a las vastas llanuras de la sabana africana y a la inmensidad del océano Ártico.

Hace más de un siglo, el Tierpark Hagenbeck era ya un lugar muy conocido en Europa y los hamburgueses se sentían muy orgullosos de él. Este zoo posee un enfoque muy innovador y casi no tiene jaulas ni vallas. Todos los animales campan prácticamente en libertad por las 25 hectáreas del parque. Dé de comer a un elefante asiático o a una jirafa o admire los peces de colores en el acuario tropical. Todo esto a muy poca distancia del centro de Hamburgo. El zoo tiene su propia parada de metro y es muy fácil llegar hasta él.

Dando de comer a las jirafas y a los elefantes

Visite el Tierpark Hagenbeck en cualquier época del año para disfrutar de un día divertido y emocionante en el zoo. Además de sus maravillosos animales, el zoo es famoso por sus paisajes: increíbles reproducciones de los hábitats donde varias especies de animales viven juntos. El diseño del zoo emplea canales y fosos profundos para separar a unos animales de otros.
El zoo cuenta con un precioso paisaje africano donde viven cebras, avestruces, impalas y gansos egipcios. Las jirafas son animales muy curiosos y les encanta comer ramitas y hojas de su mano. Los leones dormitan a una distancia segura y dentro de un barranco. Más abajo podrá ver canguros, emús y coloridos guacamayos. En la otra parte del parque están los elefantes asiáticos. Los visitantes pueden dar de comer a estas enormes criaturas, pero solo los fines de semana entre las 12:00 y las 14:00.

Osos polares y pingüinos

No se pierda el paisaje polar: aquí es donde se encuentran las regiones árticas y antárticas. Los animales de las zonas más frías del mundo viven juntos, desde las aves marinas del Ártico a los leones marinos de Sudamérica. La enorme piscina de 5,5 millones de litros de agua ofrece suficiente espacio para que todos los animales naden y buceen. Los osos polares chapotean de un témpano de hielo a otro, mientras los leones marinos holgazanean en las rocas. Escuche cómo gorjean los pingüinos dentro de la cueva de hielo y observe cómo juegan. Además, los ventanales de la piscina permiten a los visitantes ver lo que está sucediendo bajo el agua.

Flamencos en la ribera

Créditos de fotos

  • Flamencos en la ribera: shahn2009, Flickr